Últimas noticias:

¿Se amputará el dedo Peña?

Núcleos priistas sugieren al presidente Enrique Peña Nieto que desista de usar el “dedazo” para nombrar al candidato priista a sucederlo, o sea, de ser “el fiel de la balanza”, como José López Portillo se autodefinió, tradición que viene del Partido Nacional Revolucionario (PNR), abuelo del tricolor, con Plutarco Elías Calles, que nombró a Emilio Portes Gil (sustituto del asesinado y reelecto Álvaro Obregón), Pascual Ortiz Rubio, Abelardo L. Rodríguez y Lázaro Cárdenas, aunque después se arrepintió de este último dedazo.


México; EPN, dedo presidencial


Si otros presidentes priistas simularon no interferir en su partido, Peña decidió mostrar su sangre tricolor y se autodesignó miembro de la Comisión Política Permanente, la que toma las grandes decisiones.

Sin hacerle al cuento como Ernesto Zedillo con su “sana distancia” e impuso récord al  nombrar a 5 jefes nacionales del PRI: Santiago Oñate Laborde, Humberto Roque Villanueva, Mariano Palacios Alcocer, José Antonio González Fernández y Dulce María Sauri Riancho.

La sugerencia parte de que el prestigio popular está por los suelos; Peña lo atribuye al ”mal humor social”. Lo real es que sus enemigos exageraron sus errores: economía deprimida, pobreza y desigualdad crecientes, corrupción rampante e inseguridad pública, sobre todo el Peje que hasta emprendió una campaña para desbancarlo.

Todo lo agudizó el aumento de la carestía, la canasta básica y el “gasolinazo” que EPN lanzó al iniciar 2017, con secuela de protestas y saqueos a supermercados, para apuntalar con más ingresos a su gobierno cajeado.

Se opina que ése fue el tiro de gracia al voto duro del PRI, que ya venía arrastrando la cobija por la desmedida corrupción de gobernadores, como Tomás Borge (Quintana Roo), Javier Duarte (Veracruz) y César Duarte (Chihuahua), a quienes dejaron ir sin entregar el poder a sus sucesores de la oposición, que le arrebató 7 de 12 gubernaturas en juego el 5 de junio pasado.

Y la larga lista de ex gobernadores priistas corruptos y aun ligas con el narco: Humberto Moreira (Coahuila), Tomás Yárrington y Eugenio Hernández (Tamaulipas); con procesos pendientes en Estados Unidos: Fidel Herrera (Veracruz), Ángel Aguirre (Guerrero), Mario Marín, “el Gober precioso” (Puebla), Andrés Granier (Tabasco), preso por peculado y otros presuntos delitos.

Así celebró el otrora invencible sus 88 años.

También le perjudicará que los gringos quieren negociar el TLC después de 2018, para que no interfiera con comicios parciales de representantes (diputados) y senadores), y aquí se iría hasta después de la elección presidencial; lo limitaría el “dedazo” de Peña, pues Videgaray, su prospecto principal, no tendría resultados que presumir.

Su reto es recuperar la confianza ciudadana en las cuatro elecciones locales de este año y en la presidencial del próximo; mas no será fácil, aunque Peña, optimista, lo pronosticó al festejar el 88 aniversario.

A ex gobernadores priistas que se fugaron no los encuentran para que salden los grandes desfalcos que dejaron, y diputados, senadores, ministros de la Corte y el gobierno en general gastan a manos llenas. Por eso la gente cree cada vez menos en ellos.

Además, le falta un líder vivaz al PRI y deberá tener candidato en septiembre u octubre, porque los precandidatos del PAN están abiertos y en campañas disfrazadas; López Obrador lleva 3 sexenios en campaña permanente y se siente el triunfador porque las encuestas lo ubican de puntero.

Mas el PAN corre gran riesgo de dividirse, pues si Margarita Zavala no es su candidata, se irá como independiente, según la estrategia de su esposo Felipe Calderón, quien busca volver a controlar el país y a su partido, al estilo priista, como lo hizo cuando presidió México.

Los pleitos de sus tribus ultradividen al PRD, ayudadas por Andrés Manuel, que le está quitando mucha gente. Armó gran escándalo Miguel Barbosa con su apoyo al Peje y llamado a los perredistas a acompañarlo, tras negociar con él ser el candidato a gobernar Puebla por Morena en 2018.

Barbosa quería ”mamar y dar topes”, según el dicho popular, pues pretendía seguir liderando la fracción senatorial perredista, apoyado por senadores que ya dejaron el partido y desean continuar disfrutando sus jugosas canonjías.

Tras maniobra y medio no pudo ni dejar a un incondicional, Raúl Morón, pues Alejandra Barrales presidenta actual del PRD, volvió a su escañó y logró elegir a Dolores Padierna nueva lideresa del grupo.

El pleito seguirá: Barbosa insistirá con el caso ante el Tribunal Electoral, que ya le dio un palo, y el PRD seguirá desangrándose cuando su apoyo popular no pasa del 8% y pone en entredicho las aspiraciones presidenciales de varios: Miguel Ángel Mancera, gobernante de la CDMX; Silvano Aureoles, desgobernador de Michoacán, y Graco Ramírez, mandamás de Morelos, uno de los mejores dechados de la demagogia.

A reserva de que aparezcan otros gallos.

Como se ven las cosas, Andrés Manuel tiene camino abierto. Si el PAN no se dividiera, le daría batalla; el PRI requiere un abanderado con auténtico arrastre popular, lo debe buscar con mucho cuidado para no salir por segunda vez de Los Pinos.

@yoinfluyo

@chavafloresll

redaccion@yoinfluyo.com

llamascallao@hotmail.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar