Últimas noticias:

AMLO: entre la incongruencia y la corrupción

Cuando los temas a tratar tienen que ver con el futuro de la familia, el futuro de la Nación y nuestro entorno personal, no se puede dejar de señalar, y mucho menos dejar de comentar, las realidades a las que se enfrenta el ciudadano.


México; López Obrador, desconfiable


Alguien dirá: mientras más se hable de la persona, mientras más se le critique y mencione, mientras más lo hagan mártir, más crecerá. Yo no lo veo así, lo que veo es que tenemos que estar conscientes de que somos seres pensantes y ciudadanos comprometidos, que no podemos insultar la inteligencia del mexicano, ya que éste sabe valorar muy bien lo que necesita, si tiene los elementos en la mano.

Las propuestas demagógicas y arcaicas que usa Andrés Manuel López Obrador, sumadas a su apetito feroz de poder, me llevan a recordar la historia del llamado “Nacionalismo Revolucionario” de 1924 de Plutarco Elías Calles y su relación con el socialista radical Manabendra Nath Roy, cuando consideraban centrar todo el poder por la vía del corporativismo.

López Obrador sigue esos pasos. Sus orígenes políticos son con el viejo PRI, ahora su enemigo.

Algunos postulados del Nacionalismo Revolucionario: La ideología del nacionalismo revolucionario desplegada con intensidad desde 1920 fundó su racionalidad en el mercado interno, en la construcción de instituciones necesarias para la estabilidad social y política.

Política para la intervención del sector público: La formación de instituciones para la procuración de la estabilidad social y política. La creación y posesión de empresas públicas. La expansión de la capacidad productiva del sector público en ámbitos como el energético y la infraestructura de transporte.

López Obrador, en el PRD y con otros, hizo una estructura organizativa a su disposición, se apropia de elementos republicanos y cristianos para su discurso y ahora todos se llaman “Morena”.

Ahora el mejor representante de la incongruencia sigue dando materia para recordar por qué no es confiable, porque no propone, sólo ofende, grita, levanta pasiones de una gran mayoría de ciudadanos resentidos, de jóvenes pseudointelectuales y no puedo quitar mérito de algunos, muy pocos, de sus seguidores que sí son convencidos del socialismo y nacionalismo que lo siguen por esa esperanza de resurrección.

En realidad, López Obrador es “Salinista”, más “Salinista”, aunque él diga que Salinas es el demonio. "Los ataques de López Obrador a Salinas de Gortari son sólo una pose, una estrategia publicitaria para tratar de deslindarse de él, pero en realidad está lleno de salinistas encabezados por Manuel Camacho Solís”.

En su libro “De la mafia que se adueñó de México”, pone nombres de empresarios y millonarios que se beneficiaron con Salinas de Gortari, los mismos hombres que hoy lo acompañan, asesoran y le están haciendo su plan de gobierno. Y qué decir de los actores políticos, grandes ex priistas y ex Salinistas. Eso nos da herramientas para no creer nada de lo que dice. López Obrador dice que Salinas es el jefe de la mafia del poder y el padre de la desigualdad; y toda su mafia la tiene con él, son sus “muchachitos buenos”.

Hoy, más que antes, se le suman muchos políticos que abandonan sus instituciones de origen, ávidos de poder porque creen y sueñan en que el partido Morena va creciendo y ganará. Traicionan sus principios y no les importa nada de lo que antes creían y defendían. El incongruente crece con incongruentes.

El partido Morena tiene como parte de su programa la formación que debe sustentarse en valores democráticos y humanistas y no en la búsqueda de la satisfacción de intereses egoístas, de facción o de grupo falsedad. Por la democracia al servicio del pueblo y de la nación y contra el autoritarismo, incongruentes, se equivocaron porque López Obrador es eso: antidemocrático, autoritario; es de facciones y grupos. Sólo él impone las cosas, no lo eligen él se autoproclama.

¿Y qué decir de la deidad anticorrupción que es López Obrador? Él es capaz de perdonar a corruptos y sumarlos a su trabajo diario, ya que con su perdón esos corruptos no volverán a ese mal camino porque el partido Morena en su decálogo menciona que va por una ética republicana y contra la corrupción, pero la historia nos recuerda que en el Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno, elaborado por Transparencia Mexicana: el Distrito Federal ha registrado elevados niveles de corrupción, posicionándose en el lugar 31, después de Tlaxcala y seguido por el Estado de México. Del 2001 al 2007. Y son 5 años de López Obrador en ese gobierno. La palabra corrupción dentro de un enfoque social y legal se encuentra definida como la acción humana que transgrede las normas legales y los principios éticos.

López Obrador es el rey de la opacidad, es el mártir del complot, no sabemos de qué vive, no sabemos lo que le aportan sus simpatizantes mensualmente en sus cuentas, que eso es válido, lo que no es válido es ser opaco y corrupto. ¿Cómo confiar en alguien que no apoya el sistema de salud pública? Su esposa tuvo a su hijo en un hospital privado, no en las clínicas materno-infantil de la Ciudad de México. En su momento de gobernante se vio en la ENSANUT 2006 que 50.7% de la población no contaba con protección en salud.

En la educación da pavor, ya que es aliado de la corrupción, de la violencia, de la mala educación, como los de la CNTE. Luchador social, primero los pobres, en su época las cifras en el Distrito Federal el 31.8 por ciento de la población se encuentra en condiciones de pobreza patrimonial, es decir, 2 millones 775 mil 167 habitantes del DF no cuentan con el ingreso suficiente para cubrir sus necesidades de alimentación, salud, vestido, vivienda, transporte y educación.

Y para cerrar con broche de oro: al mes de junio de 2005, las entidades más endeudadas del país son el Distrito Federal. En el 2000 eran 28 mil 700 millones de pesos; para el 2005 eran 45 mil 608 millones. En homicidios con arma de fuego el D.F., del 2000 al 2006, estaba muy por arriba de la media nacional.

Por eso, a una persona perezosa, que sus estudios de la Universidad los hizo en 13 años, que manda al diablo a las instituciones, que se encuentra en campaña permanente desde hace 18 años, violando todo principio legal, que no sabe de democracia, que no sabe de libertad de expresión, que no da cuentas de nada ni a nadie, no podemos darle la confianza de dirigir una Nación.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar