Últimas noticias:

Carta Abierta al Presidente Enrique Peña Nieto

Estamos al borde del desquicio moral, económico y social, y a nuestro gran Presidente ya le dio por culpar a Felipe Calderón y al Exterior por el gasolinazo. Al rato va a culpar a Lázaro Cárdenas por nacionalizar al petróleo, a don Porfirio por haber gobernado más años de la cuenta, y a Moctezuma porque se rindió ante Cortés. La verdad es que cada episodio tiene sus protagonistas y cada uno debe asumir sus responsabilidades.



Cuando entró el PRI, algunos de la cúpula del PAN -quizás entre ellos estaba José Antonio Meade-, explicaron al nuevo gobierno priista lo siguiente: “México no debe subir los impuestos porque, con lo que se recauda, es más que suficiente para cubrir las necesidades del país; no necesita pedir préstamos ni endeudarse” (lo vi en YouTube).

Una gota de gasolina derramó el vaso de la tolerancia social, pero la lista de los agravios acumulados es mucho más larga, y lo peor es que el gobierno ha perdido la brújula, el control y los argumentos.

¿CÓMO SOLUCIONAR ESTE PROBLEMÓN? Bajando el gasto público, hacer un recorte a los programas sociales y a los salarios de los funcionarios. Esto todo el mundo lo sabe, pero no lo han hecho hasta ahora.

 

¿Por qué el gobierno gasta vorazmente?

Hay demasiados legisladores: podrían ser 96 diputados y no 500. Los funcionarios de alto rango se otorgan salarios, aguinaldos y bonos de escándalo, se mueven en vehículos oficiales, reciben subsidios y cuidan su salud en los mejores hospitales. La narrativa económica oficialista se diluye en un hecho contundente: los sueldos no alcanzan.

Lamentablemente, el aumento al salario mínimo quedó pulverizado con el alza de los combustibles. La gente sabe que ha sido engañada. El país se encamina al final de un régimen que no respondió a las expectativas creadas. Hay riesgo de que el agravio se convierta en violencia y en ruptura social (Mauricio Merino).

Dice usted, señor Presidente, que hemos de estar unidos. Efectivamente, nos une ahora la indignación y el enojo contra el PRI. Es probable que usted, Enrique Peña Nieto, pase a la historia como “el peor presidente de México”, porque entre su apoyo a una educación sexual errada, su apoyo al “matrimonio igualitario” y el alza de precios, toca los puntos más sensibles de la población: La moral y el bolsillo… Pero… todavía queda tiempo para rectificar el rumbo y anular el gasolinazo. Hagamos una campaña de oración por México.

 

Atentamente,

 

Martha Morales

Colonia Bosques. Aguascalientes, Ags. 20130.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar