Últimas noticias:

Nuevo intento de imponer ideología de género en escuelas

Si nace un bebé lo primero que preguntan es:

- ¿Qué fue? ¿Niño o niña?



Es lo primero que identifican.

En la Biblia, en el libro del Génesis dice: “Dios los creó hombre y mujer”. O sea que no hay más: o eres varón o eres mujer… Pues ahora quieren cambiar las cosas porque así lo mandan unas pocas personas desviadas moralmente. La verdad es simple, la mentira es complicada. Este tema es complicado porque nos quieren convencer de una mentira.

Desde hace tiempo se hace el intento de crear una nueva revolución, una de las más destructoras que pueda pensarse: la de plantearte que eres lo que quieras ser –como si tú fueras dios–, cuando en realidad está muy claro que somos varones o mujeres, y eso lo marca la biología y la psicología. En el fondo, aquí hay también un ataque a la familia, y la familia no es un experimento social.

La SEP pretende enseñarles a los niños y jóvenes que cada uno puede elegir su identidad: hombre, mujer, homosexual, bisexual u operado. Es realmente absurdo. No toda la culpa es de los miembros de la SEP que da la impresión de que no piensan, o de que les da flojera pensar, y se someten bobamente a las políticas internacionales.

Hay que tener claro que nuestra identidad la marcan varias cosas, sobre todo nuestra nacionalidad y nuestro sexo: somos hombres y mujeres de tal nacionalidad. La diferencia sexual que comporta el cuerpo del hombre y de la mujer no es, por tanto, un simple dato biológico, sino que reviste un significado mucho más profundo, reviste todo nuestro ser físico y psicológico. También nos identificamos y nos identifican con una profesión u oficio: ingeniero, jardinero, agricultor, madre de familia, médico, artista, chef, abogado, seglar, religioso, etc. Nuestra identidad más profunda es la de ser hijos de Dios.

Un pensador podría preguntar: “¿Qué es primero: ser una persona o ser una mujer?” La respuesta sería: Se es una persona natural sexuada. Uno es persona y es mujer o varón. Lo que hay es un individuo concreto.

Si no vivimos la pureza, va a subir el índice de crímenes, ya que las principales causas de criminalidad son las faltas de castidad, es decir, el adulterio, la masturbación, la fornicación, la pornografía, la prostitución, y los celos homosexuales.

Basta revisar algunos materiales educativos difundidos por la SEP para saber que tenemos un nuevo reto en México: el de defender la felicidad de niños y jóvenes, ya que hombres y mujeres no tenemos que ser enemigos sino colaboradores.

Crear confusión en la identidad de los adolescentes es hacerlos infelices, es una fuente de dolor, y los lleva a la obsesión de estar centrados en sí mismos. No saber quién eres lleva a la locura. Los que alientan la atracción al mismo sexo no les dicen a los jóvenes las enfermedades a las que se exponen ni los desgarres psicológicos que van a sufrir. Los mandan al matadero. Lo que da felicidad no es estar centrado en uno mismo, sino que lo que da la felicidad es hacer felices a los demás.

Dicen que cada uno podría elegir un género independiente de su sexo, lo cual es una mentira que nadie se la cree, pero la quieren hacer verdad a base de repetirla mil veces en libros y en papeles impresos.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Comentarios  

#2 Ignacio Martínez 29-12-2016 20:48
Los funcionarios de la S.E.P. quieren confundir la verdad con el error (la realidad y la ficción). Esto es absurdo.
¿Podría ocurrírseles que no nos identifiquemos como seres humanos, y que seamos educados como miembros de otra especie? Sería una aberración mayor, aunque no descartemos que lo inetntaren
Citar
#1 Anita 29-12-2016 19:18
Asi es, esta es la triste realidad en nuestro querido México, tenemos gobernantes que se someten a tratados internacionales y mandatos negativos a cambio de prestamos y apoyos económicos, venden a nuestros chicos, su inocencia, su felicidad ! no les importan!
Presidentes congruentes y valientes no existen. Solo el Presidente de Paraguay tuvo el valor de enfrentarse a este monstruo y los mando a volar, -aquí no entran ideologías perversas que dañan la mente de nuestros chicos. Un gran ejemplo que casi nadie sigue.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar