Últimas noticias:

La esclavitud moderna y la ignorancia voluntaria

Me decía un compañero docente, joven intelectual estadounidense, con muchas ganas de aprender, que habría que apagar la tele, dejar de ir al colegio, aprender de los padres, leer los clásicos, y encontrar la historia de nuevo pensando por sí mismo.



No le falta razón en esto; y tampoco al afirmar que la economía nos empobrece, la filosofía sólo elogia al Estado y la sociedad que resulta enriquece a la oligarquía. Se llame como se llame: capitalismo, socialismo, democracia o totalitarismo, hay menos libertad, más leyes aplicadas injustamente y una sociedad a la que le falta el valor para cambiar el sistema.

Ante el desánimo social, el pan y circo que nos ofrecen a diario los medios de comunicación, incentivando aún más el esperpento, lo chabacano, los enredos, comidillas y engaños, nuestra sociedad acepta y aplaude todo esto, ignorando el esfuerzo personal, el amor hacia la cultura, el afán por ampliar conocimientos y los méritos de muchísimos de nuestros ciudadanos que se marchan de su país, porque el suyo no ofrece nada para avanzar en cultura, libertad y dignidad.

¿En qué niveles de envilecimiento especulativo y moral está gran parte de nuestra sociedad?

Ciertamente, de una Nación, como la nuestra, que deja marchar a los ingenieros, científicos y técnicos muy bien formados, que indulta por doquier a los ladrones de cuello blanco y que valora la mediocridad del cotilleo televisivo, ¿qué podemos esperar? Una sociedad que permite a sus ciudadanos conseguir, con el mínimo esfuerzo, lo máximo, atropellando a quien se le ponga en su camino, utilizando medios no lícitos, a costa de lo que sea, nos hace pensar a más de uno que esto es una desfachatez.

Efectivamente, sufrimos la esclavitud moderna en su complicada e ignorancia voluntaria, pero seguimos sin cambiar absolutamente nada. En fin, ¿qué podemos hacer? Pues intentemos ayudar a los que quieren escuchar, leer, reflexionar, pensar, investigar, aprender y regenerarse.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar