Últimas noticias:

Intentar equiparar Matrimonio a otra cosa, grave retroceso antropológico

Permitir que cualquier relación humana, siempre y cuando haya sexo, se case, implica que la institución natural del matrimonio sea despojada de aquello que precisamente la distingue de cualquier otra relación: la unión de un hombre y una mujer, y la procreación y el cuidado de los hijos por parte de sus padres naturales, en una relación de permanencia y exclusividad sexual.


México; matrimonio igualitario


La unión entre un hombre y una mujer, así como la necesidad de un hijo de tener un padre y una madre, son realidades humanas básicas. Intentar equiparar el matrimonio a otra cosa es un real y grave retroceso antropológico.

El Sistema Universal de Derechos Humanos protege esta realidad antropológica a través de múltiples tratados y convenciones internacionales en materia de derechos humanos. Dicho Sistema reconoce la común naturaleza de todos los seres humanos y los derechos humanos derivados de ella. A la cabeza, la Declaración Universal de los Derechos del Hombre vela por ellos para evitar que sean pisoteados, como lo fueron durante las dos guerras mundiales cuando los ´poderosos´ mataron a judíos por ser judíos, a homosexuales por ser homosexuales o a cristianos por ser cristianos.

A Enrique Peña Nieto le pedimos escuche las razones para retirar la iniciativa que reforma el Artículo 4o de nuestra Constitución que redefine el matrimonio para imponer el ´matrimonio igualitario´ como si fuera un derecho, cuando lo que existe es el derecho al matrimonio entre un hombre y una mujer.

Además, su iniciativa violenta la reforma del artículo 1º Constitucional en materia de Derechos Humanos del 2011, al mismo tiempo que las Convenciones y Tratados Internacionales vinculantes en materia de derechos humanos, que a partir de la reforma son parte del bloque constitucional.

La iniciativa del Ejecutivo Federal pone en entredicho el Sistema Universal de Derechos Humanos y elimina la protección debida a las mujeres y a los hijos, que es lo que protegen los tratados y convenciones internacionales ratificados por el Senado y cuyo cumplimiento es obligatorio y fundamental para reintegrar y no seguir destruyendo el tejido social cuya célula básica es la familia natural:

«La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado» (Art. 16.3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos).

«1. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

2. Se reconoce el derecho del hombre y de la mujer a contraer matrimonio y a fundar una familia si tiene edad para ello» (Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ONU) Art. 23, fr. 1 y 2).

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Art. 10.

«1. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y debe ser protegida por la sociedad y el Estado.

2. Se reconoce el derecho del hombre y la mujer a contraer matrimonio y a fundar una familia si tienen la edad y las condiciones requeridas para ello por las leyes internas, en la medida en que éstas no afecten al principio de no discriminación establecido en esta Convención» (Convención Americana de Derechos humanos. Art. 17. Protección a la Familia).

«La familia es el grupo fundamental de la sociedad y medio natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros, y en particular de los niños» (Convención sobre los Derechos del Niño – 1989. Preámbulo).

Es por ello que homosexuales o no pueden casarse con los mismos derechos y obligaciones que cualquiera. Es decir, sólo con otra persona y sólo del sexo opuesto, que tenga cierta edad y dé su consentimiento. Un polígamo no se quejará de discriminación porque no le dejan casarse con varias mujeres ni un promiscuo por vivir con varios y varias a la vez.

Por último, la iniciativa parte del supuesto equivocado. Ignora que cuando un niño biológicamente sano cree que es una niña, o una niña biológicamente sana cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo en la mente, no en el cuerpo, y debe ser tratado como tal. Estos niños padecen disforia de género. La disforia de género, antes denominada trastorno de identidad de género, es un trastorno mental reconocido en la más reciente edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V, de la APA). Según el DSM-V, hasta un 98% de niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural. En cambio, los bloqueadores hormonales para el cambio de identidad sexogenérica inducen a un estado de enfermedad -la ausencia de pubertad- e inhiben el crecimiento y la fertilidad en un niño que antes era biológicamente sano. Las tasas de suicidio son veinte veces mayores entre los adultos que utilizan hormonas cruzadas y sufren cirugía de reasignación de sexo, incluso en Suecia, que se encuentra entre los países con mayor respaldo LGBTTTI.

Un homosexual varón tiene como media relaciones con 39 personas a lo largo de su vida. ¿Con cuántas se casará?, ¿de cuántas se divorciará?, ¿cuáles de ellas tendrán esos derechos legales, puesto que con todas, o algunas, ha estado casada? (21 marzo 2016 La ideología de género hace daño a los niños: El Colegio Americano de Pediatras urge a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto).

Señor Presidente, la tarea legislativa no es una cinta grabadora de los deseos de los individuos, pues su resultado está siendo la creación de una sociedad de egoísmos opuestos o de frágiles convergencias de intereses contrarios. Esto está provocando que lo social sea inevitablemente conflictivo, una lucha por la supremacía del más prepotente sobre el más débil, donde se intenta resolver todo con leyes, olvidando el ejercicio de las virtudes, cuando no es que promoviendo el vicio. Los mexicanos reconoceremos que se decida por un buen gobierno para los mexicanos que no obedezca a intereses extranjeros y no nos divida inútilmente.

* Presidente Voz Pública, A .C.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar