Últimas noticias:

Los Cuatro Principios de la Bioética

Los cuatro principios de tipo ético con base en los cuales se ha intentado articular el discurso bioético, son los siguientes:


Bioética; cuatro principios


* Autonomía.

* Beneficencia.

* Justicia.

* No-maleficencia.

Tales principios están relacionados con el Informe Belmont, el cual fue elaborado por el Departamento de Salud, Educación y Bienestar de Estados Unidos, titulado: "Principios éticos y pautas para la protección de los seres humanos en la investigación". El reporte fue creado el 18 de abril de 1979, y toma el nombre del Centro de Conferencias Belmont, donde el documento fue elaborado.

Con relación al principio de autonomía, el informe Belmont señala:

“Los individuos deben ser tratados como agentes autónomos… que las personas con autonomía disminuida tienen derecho a protección. El principio del respeto por las personas se divide entonces en dos requerimientos morales separados: el de reconocer la autonomía y el de proteger a quienes la tienen disminuida… Una persona autónoma es un individuo capaz de deliberar acerca de sus metas y de actuar bajo la guía de tal deliberación”.

En pocas palabras, el principio de autonomía se podría definir como el derecho que tiene toda persona de definir libre y responsablemente su sistema de valores y los objetivos de su vida individual.

Por el principio de beneficencia enuncia la obligatoriedad del profesional o del investigador de promover siempre y en todo momento el bien del paciente.

Por el principio de justicia se entiende la igual consideración y respeto de todos los seres humanos, de tal modo que no se presenten situaciones de discriminación, segregación o marginación.

Por el principio de no-maleficencia se entiende la obligación de no hacer daño que perjudique la salud del paciente.

Estos cuatro principios buscan dar a la Bioética un punto de partida para la fundamentación de decisiones morales que las ciencias biomédicas han planteado (debido a los avances tecnológicos en dichas ciencias) en sus intervenciones sobre los inicios, desarrollo y término de la vida humana, de tal modo que los cuatro principios se vuelven puntos a considerar dentro de los juicios de valor moral que se realizan en Bioética.

Lo anterior ha provocado la polémica en torno a lo que se debe de entender por cada uno de los principios, así como su posible jerarquización, dando lugar a una serie de controversias en donde, si bien no es posible obtener un consenso unitario, lo anterior no impide que la simple enunciación de los cuatro principios se vuelva un marco de referencia común a todos los autores que intervengan en el debate bioético.

Con relación a la jerarquización de los cuatro principios de la Bioética, Diego Gracia Guillén señala que “los cuatro principios bioéticos, lejos de ser del mismo nivel, se hallan estructurados en dos niveles diferentes que definen dos dimensiones de la vida moral: la privada, compuesta por los principios de autonomía y beneficencia; y la pública, formada por los de no-maleficencia y justicia. Las relaciones entre estos dos niveles se hallan gobernadas por dos reglas. La primera o genética, dice que cronológicamente el primer nivel es anterior al segundo. La segunda o jerárquica, afirma que en caso de conflicto entre deberes de esos dos niveles, los deberes del nivel público tienen siempre prioridad sobre los del nivel privado”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar