Últimas noticias:

El verdadero peligro

El Presidente nos convoca a debate nacional sobre la legalización de la mariguana. Esto se da días después del fallo de la Suprema Corte de Justicia en favor de cuatro ciudadanos amparados para consumir la hierba con fines “lúdicos y recreativos”. Los ministros dicen que se trata “de un derecho humano”.


Legalizar marihuana


Peña Nieto señala que él no está de acuerdo con la apertura sobre este tema, pero dice pedir el debate “por no ser dueño único de la verdad”.

Nos parece que el Presidente se precipita. ¿Cómo convocar a debate para legalizar el uso de una hierba alucinógena, es decir, con la capacidad para alterar la percepción, cuando ni siquiera nuestros jóvenes tienen la educación para ejercer responsablemente otros derechos?

Vale la pena recordar que México es el tercer país dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con mayor número de jóvenes que no estudian ni trabajan.

Si hacemos memoria, en el reporte del 2011 la Organización señaló que son 7 millones 248 mil 400 los mexicanos en esta situación. ¿Cuántos más habrá a la fecha?

Es importante saber que las mujeres son quienes más alimentan esa estadística, pues tienen tres veces más posibilidades de estar dentro de ese grupo.

Otro dato alarmante es que entre los países de la OCDE ocupamos el último lugar en expectativa de Bachillerato con sólo 47%.

Si pasamos a la prueba PISA, el 56% de los mexicanos se ubica entre los niveles 0 y 1, es decir, sin las habilidades mínimas para salir adelante y enfrentar los retos que se les presenten.

La más afectada por todo lo anterior es la población indígena. Sólo el 3% completa al menos un año de Universidad; y sólo una de cada 5 mujeres indígenas entre los 15 y 24 años sigue estudiando.

Entre paréntesis: si usted se pregunta qué hacemos entonces con los recursos destinados a la educación, le recuerdo que el 92% de ese presupuesto se va ¡a la nómina!

Paso a un problema más: en el país ya tenemos ¡medio millón de muchachos adictos al alcohol! Otra muestra clara de que numerosos jóvenes y jovencitas no tienen la educación suficiente para ejercer responsablemente su derecho de consumir bebidas embriagantes.

La Organización Mundial de la Salud, en su Informe sobre Alcohol y Salud, dio datos alarmantes del aumento en México en el consumo de alcohol, sobre todo entre jóvenes y mujeres.

A pesar de que en el país se mantienen restricciones para la venta y consumo de alcohol a personas menores de 18 años, los más afectados por el abuso de estas bebidas son chicas y chicos de entre 12 y 24 años de edad.

Además, de acuerdo con cifras del Centro Nacional para la Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, para 47.9% de las personas que consumen alguna sustancia adictiva, el alcohol fue la primera droga de consumo.

En fin, ¿no le parece a usted que antes de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación comience a reconocer nuevos derechos, necesitamos educarnos para ejercer responsablemente los que ya tenemos?

El caso es que el verdadero peligro hoy en México no es la mariguana, sino la ignorancia, la vulnerabilidad, la falta de formación, en especial de nuestros jóvenes. Cientos de ellos aún no tienen la capacidad de diferenciar entre lo sano y lo nocivo, la mesura y el exceso, lo que perjudica a su vida o a su salud, o lo que la beneficia.

Por eso, le insistimos al Presidente que antes de convocar a debates en donde está de por medio la salud de la población, ¿no sería mejor primero educar bien a nuestros niños y adolescentes? ¿Darles los maestros, las escuelas, la tecnología, las herramientas educativas que se merecen?

Si la educación es fundamental para ejercer responsablemente cualquiera de nuestros derechos, ¿por qué no empezar por ahí?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar