Últimas noticias:

¿Estamos listos para legalizar la mariguana?

La mariguana se extrae de una planta que contiene entre otras cientos de sustancias, una sustancia química que altera la mente llamada delta‐9‐tetrahydrocannabinol. Delta 3 es la más conocida.


Legalización Marihuana


Al salir este artículo ya la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) habrá dado su veredicto, veredicto que sale a raíz de un amparo de organizaciones que promueven “la libertad” del uso de drogas.

Considero que la SCJN debe seguir el mismo criterio que uso para negar el amparo a los fumadores de tabaco, pero además es una tema que debió ser tratado por el Congreso de la Unión y toda la ciudadanía, o sea un tema que inició hace más de cinco años en un debate de legalizar la mariguana.

Desde luego cada ser humano es libre y tiene derechos en relación a su vida, puede fumar tabaco, puede beber licor, puede tomar café, pero cada libertad humana debe ir acompañada de una libertad social y ver la capacidad de respuesta que tiene el gobierno para generar políticas públicas de salud y seguridad en respuesta a estas situaciones.

Siempre el Bien Común y los derechos comunes deben ir antes que el bien personal y el libertinaje. La pregunta es ¿Para qué se quiere legalizar la mariguana? ¿Qué beneficios se buscan? ¿Qué beneficios sociales traerá consigo?

Desde luego el argumento de terminar con el mayor cáncer del narcotráfico no es real, habrá narcotráfico legalizado porque no se podrá controlar la situación y ahora con más riesgos de consumos de drogas mayores, si es que se les puede llamar así.

Uno de los problemas que enfrenta nuestro país en materia de salud y bienestar social es el consumo de drogas legales e ilegales por un amplio sector de la población debido, por una parte, a que estas sustancias alteran el funcionamiento del cuerpo, la mente, el comportamiento y la interacción con otros y, por otra, a que su uso puede generar adicción y daños severos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) droga es “toda sustancia que, introducida en un organismo vivo, pueda modificar una o varias de sus funciones”.

En 1982, la OMS intentó delimitar cuáles eran las sustancias que producían dependencia y declaró como droga “aquella con efectos psicoactivos (capaz de producir cambios en la percepción, el estado de ánimo, la conciencia, y el comportamiento) susceptible de ser auto-administrada”.

Mariguana

Efectos: Enrojecimiento de ojos, incremento de la frecuencia cardiaca, risa incontrolable sin motivo aparente, habla exagerada, exaltación de la fantasía, sueño, sensación de que el tiempo trascurre lentamente y hambre.

Repercusiones: Trastornos de la memoria, sudoración, sueño, apatía, desinterés, disminución de la motivación, deterioro de las relaciones interpersonales. Su abuso puede desencadenar “trastornos mentales” latentes. Los efectos inmediatos al fumar mariguana incluyen taquicardia, desorientación, falta de coordinación física, a menudo seguidos por depresión o somnolencia. Algunos consumidores sufren ataques de pánico o ansiedad.

El humo de la mariguana contiene del 50% al 70% más sustancias que causan cáncer que el humo del tabaco. Un estudio de investigación importante informó que un porro de cannabis puede causar el mismo daño a los pulmones que cinco cigarrillos fumados uno detrás del otro.

La mariguana también afecta el desarrollo cerebral. Cuando las personas empiezan a usar mariguana durante la adolescencia, la droga puede reducir las facultades mentales para pensar, memorizar y aprender, y afectar como el cerebro construye ciertas conexiones entre las diferentes partes del cerebro necesarias para llevar a cabo estas funciones. Los efectos de la mariguana en estas funciones pueden durar mucho tiempo e incluso pueden ser permanentes.

Por ejemplo, en un estudio se demostró que las personas que empezaron a fumar mariguana durante la adolescencia, en forma constante o empedernida y que terminaron desarrollando un trastorno de uso de cannabis, perdieron un promedio de 8 puntos de coeficiente intelectual entre los 18 y los 38 años de edad. Las capacidades mentales perdidas no se restauraron completamente en aquellas personas que dejaron de fumar mariguana en la edad adulta. Aquellos que comenzaron a fumar mariguana en la edad adulta no mostraron disminuciones significativas en su coeficiente intelectual (Meier, 2012).

Por lo tanto la legalización de la mariguana no es solo asunto de libertades y derechos, es asunto de salud pública y de seguridad nacional. No es de liberales y conservadores. No a la legalización, en aras de la libertad y el derecho ya se aprobó el asesinato de seres humanos con el aborto, ahora vamos a acabar con los jóvenes.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

tomastrue@yahoo.com.mx

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar