Últimas noticias:

¿Despertará Osorio Chong?1

Hasta ahora el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong parece seguidor fiel del viejo apotegma político: “Problema que pueda resolverse con dinero resulta barato”, más parece que ya se le pasó la mano


Análisis Político


Ante el chantaje de Martín Esparza, líder del SME (exsindicato mexicano de electricistas), le otorgó contratos para producir energía eléctrica en plantas que fueron de la que ex compañía Luz y Fuerza del Centro, absorbidas por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que le comprará la energía; así dio vida al desaparecido SME y ayuda económica a sus 14 mil miembros que rechazaron la indemnización legal muy ventajosa que el gobierno pasado les ofreció para liquidar el problema. 

Esparza realizó marchas en el D.F. y para frenar sus chantajes exigió negociar con gobernación; lo logró y salió con la consabida billetiza, pues un líder no se va de Bucareli con los bolsillos vacíos.

 Antes, Osorio había concedido a Esparza indemnizar con 15 mil pesos mensuales a cada uno de sus agitadores, con el compromiso de parar sus marchas, pero no cumplió, y siguió en las andadas para presionar y sacar más raja; lo que ha hecho de momento, pero como ya le tomó la medida al gobierno, no hay que cantar victoria.

Igual pasó con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE): No le importó dejar a millones de niños sin escuela para venir a protestar al D.F., por encima de toda gobernabilidad.

 Bucareli consentía a los líderes, que salían con bolsillos repletos, y persistió su chantaje hasta que se les apareció Juan Diego sin la Virgen: Aurelio Nuño, nuevo Secretario de Educación, se fajó sin preguntar, como Emilio Chuayffet, quien detenta el contrato de trabajo con el magisterio, un ardid para sacarle al parche, porque la Secretaria de Educación Pública (SEP) no ha firmado ningún contrato laboral con la CNTE, que no es sindicato. Y Nuño le arrebató la batuta del problema a gobernación.

 Puede abundarse en otros fracasos de gobernación por no enfrentar los problemas; pero vayamos al de Ayotzinapa, en que el Gobierno Federal se puso a los pies de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), liderada por Emilio Álvarez Icaza, que envió al Grupo interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), no a indagar, sino a embrollar el problema. No sólo para sacarle dinero: Ya lleva 3 millones de dólares (más de $33,500 mil millones de pesos -que quisiéramos para dar comida a los desposeídos- y podrá sacarle más, porque Álvarez Icaza le dio al clavo: El gobierno quiere “comprar credibilidad”, dijo Edgar Cortez, directivo del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), creado por Álvarez Icaza, quien exigió que permanezca en México el GIEI “hasta dar con la verdad”.

 ¿Cuál será esa verdad? Si se trata de alargar el asunto indefinidamente y que el gobierno reconozca a los 43 normalistas como desparecidos forzados para que pague las penas e indemnizaciones respectivas; lo que tardará mientras los expertos sigan mamando la ubre del presupuesto, el gobierno no se canse y deje de dar su brazo a torcer. (Ya no demandan la aparición de los 43, porque la descarta el sentido común, pues nadie en su sano juicio puede esperar que aún estén vivos).

 Vale subrayar que eso exigen quienes manipulan a los paterfamilias de los 43, a quienes Vidulfo Rosales, vocero que les impuso López Obrador, les impide emitir cualquier opinión.

Sin duda, Álvarez Icaza y socios alargarán el problema hasta la visita del Papa Francisco, cuyo programa se negocia con inclusión del Episcopado Mexicano, que está del lado de los de Ayotzinapa; por eso el propio nuncio apostólico, Christophe Pierre ofició una misa en la Normal “Isidro Burgos” por los 43 y sus deudos, y sería difícil que el gobierno impida al Papa Francisco realizar lo mismo.

 ¿Reconocerá Osorio Chong esos fracasos, y que lo golpeó la fuga de “el Chapo”, con tres meses sin recapturarlo, como prometió? Más valdría no haber anunciado que la Marina estuvo a punto de retener al capo y se le escapó, porque se exhibió más incapacidad y aumentaron las dudas sobre si hubo complicidad.

¿Verá el funcionario que el video con audio filtrado muestra complicidad, más que impericia de altos funcionarios en la fuga de Guzmán Loera y no sólo le afecta a él en primera línea, sino repercute en el decaído prestigio popular del Presidente Peña Nieto? ¿No debería Osorio defender a su jefe?

Peña y su gobierno hacen esfuerzos inauditos para que el Sumo Pontífice visite nuestro país; el viaje estuvo a punto de posponerse indefinidamente tras los informes que los obispos mexicanos entregaron al Papa sobre los Derechos Humanos en el país.

¿No será mejor parar ya el chantaje de Álvarez Icaza, quien además presentó ante la CIDH y los gobiernos del continente en Washington, el informe manipulado de los expertos del GIEI, para presionar más al gobierno y sacarle más tajadas?

¿Será tan difícil descubrir ese chantaje?

 @yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

 * Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com

 


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar