Últimas noticias:

La política pública más importante y está ausente en México

“El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen,

no es una oficina, ni un comercio, ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia”

- Gilbert Keith


Vida y familia


En México mucho se habla de la familia; como Institución está calificada en primer lugar, como puerto de paz y necesidad todos opinan que es la clave, pero a la hora de trabajar por ella y para ella, encontramos todas las fallas y omisiones.

El mayor punto de Solidaridad que tenemos los seres humanos es la familia. Gracias al apoyo familiar en lo moral, social y económico las crisis de todo tipo en el mundo son más leves y llevaderas. Es más, muchos expertos en economía dicen que las crisis económicas enfrentadas en México no han sido más graves por el apoyo solidario de la familia.

Juan Pablo II, líder moral no sólo de los católicos, sino de muchas formas de religión, comentaba que “El futuro depende, en gran parte, de la familia; lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad”. Y así lo ha entendido gran parte de las naciones del mundo, por lo que han realizado cambios importantes en su gobierno y en sus políticas públicas.

Hace más de una década que he venido promoviendo cambios en el sistema político de México para empoderar a la familia, cambios en la política gubernamental de los tres órdenes de gobierno para generar oportunidades reales en favor de la familia.

Cada acción que se realiza por la sociedad, por el gobierno, por las organizaciones, directa o indirectamente afectan para bien o para mal a la familia, sólo que estas acciones siempre se llevan a cabo pulverizando a la familia, van encauzadas a sus miembros de manera individual.

Cuando entendamos realmente el valor y concepto cultural de la familia, entenderemos que las políticas públicas deben tener un principio sólido de enfoque familiar. Además, de enseñar en la propia casa y en la escuela el valor central de la familia y que debe ser protegida por todos, Gilbert Keith comentaba “Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen”.

Hoy; bueno, hace algunos años ya, se habla tanto de las reformas estructurales necesarias para un desarrollo económico, se gastan millones de pesos en tiempos de publicidad para hacernos creer que saldremos del estancamiento, de la pobreza, de la desigualdad; pero qué lástima que los políticos de todos los partidos no hablen ni se quieran ganar la corona por hacer una reforma de la política familiar.

Es el momento de exigir una política pública familiar, ya no la política social para los niños, la juventud, la tercera edad, la mujer, sino una política integral para la familia; es el momento de que haya una Secretaría de Estado de la Familia, no una institución asistencialista que dice ver por la familia, porque si revisan sus programas, muy poco va para la familia como tal.

Tengo una página de Internet que lleva mi nombre y en la misma he publicado un manual de políticas públicas para la familia y la manera de resolver e implementar sus acciones. Ya estamos en el momento, insisto, de empoderar a la familia.

¿Queremos resolver los problemas de la inseguridad, de la inequidad, de la pérdida de valores, de la educación? Pues hagámoslo bien con la familia, que es el núcleo de la sociedad en la cual se viven y padecen estas situaciones especiales.

“Una casa será fuerte e indestructible, cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente”.- Confucio.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

tomastrue@yahoo.com.mx

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar