Últimas noticias:

La verdad no peca...

“La verdad no peca, pero incomoda”, dice un sabio refrán popular. Esta frase no sólo se refiere a ser sincero en todos los ámbitos de la vida, sino también a aceptar las críticas constructivas que alguien nos hace con el afán de ayudarnos y hacernos mejores personas.


El caso de la mexicanización


Lo cierto es que la verdad resulta incómoda, más que nada, a quienes saben que sus acciones no deben conocerse, ya que, de salir al conocimiento público, afectarían su imagen o reputación.

Y es que, molestarnos y hasta enfurecernos por las correcciones o señalamientos que nos hace algún prójimo, es un hábito muy común en estos tiempos.

¿Por qué nos hemos hecho de piel tan delgada? Quizás porque la humildad ya es virtud en extinción y su lugar lo ha ocupado la soberbia, que cada día nos enreda más en su telaraña y hace crecer nuestro ego.

Lo anterior sale a colación por la carta que el Papa Francisco escribió a un amigo legislador, en la cual le comentó que aún estaba a tiempo de evitar la “mexicanización” de Argentina.

Como se sabe, la noticia dio la vuelta al mundo, y en menos de lo que canta un gallo, el gobierno mexicano, a través del Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, anunció que enviaría una nota diplomática al Vaticano para manifestar su tristeza y preocupación por los dichos del Papa Francisco.

Por tal motivo, en menos de 24 horas, el Vaticano respondió en un comunicado que Francisco no tenía la intención de “herir los sentimientos del pueblo mexicano, que ama mucho, ni desconoce el compromiso del gobierno para combatir el narcotráfico”.

Además, el Papa expresó su reconocimiento a la sociedad mexicana por la lucha que está teniendo para erradicar este flagelo y señala que, en los programas de gobierno, combatir al crimen organizado y al narcotráfico significa también hacerlo con las causas sociales que los generan, evitando pobreza, marginación y procurando mayores estándares de bienestar y justicia.

Valdría la pena recordar que hace años intelectuales, políticos y funcionarios públicos nos prevenían del peligro de que México se “colombianizara”. Tristemente, como se sabe, eso ya cambió, y ahora la completa impunidad del crimen organizado, nos guste o no, se conoce como “mexicanización”.

Por eso, aunque a algunos funcionarios del gobierno mexicano les incomode reconocerlo, a los ciudadanos nos preocupa mucho que, de cierto modo, exista pasividad ante una de las problemáticas que más afectan a la patria. Molestarnos o evitar hablar de nuestros males más graves, no es precisamente la forma óptima de combatirlos. No hay mejor solución para cortar de raíz un mal que conocerlo, aceptarlo y buscar la mejor manera de erradicarlo.

Volviendo al asunto del Papa, sin duda decir la verdad, pensar, opinar, e incluso enviarle una carta a un amigo, ya resulta riesgoso en estos días. Sin embargo, es lo que todos debemos hacer desde la trinchera en que estemos. Pensar, participar, opinar, levantar la voz ante cualquier situación que consideremos nos pueda afectar o dañar; es lo más sano para cualquier sociedad que busca la prosperidad y el bienestar.

Sólo nos queda añadir, parafraseando el sabio refrán, que la verdad no peca, ni afecta, ni incomoda, sino hace libres a las personas… y a los gobiernos también.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar