Últimas noticias:

La persecución religiosa sigue siendo latente en el mundo

La persecución religiosa sigue latente en el mundo. En recientes días, dos jóvenes cristianos fueron crucificados en Siria por parte de grupos musulmanes extremistas, por no querer recitar la Shahada (profesión de fe musulmana). Uno de los jóvenes fue crucificado frente a su padre, que posteriormente asesinaron también.

Persecusión religiosa latente en el mundo

Según las informaciones recogidas por la Agencia Fides, en 2013 fueron asesinados en el mundo 23 agentes pastorales (20 sacerdotes, una religiosa y dos laicos), casi el doble respecto a 2012, que registró 12 personas asesinadas. El número más elevado de agentes pastorales asesinados se registró en América Latina, con Colombia en el primer puesto de la lista.

A esto el Papa Francisco dijo en el Ángelus del 17 de noviembre del 2013: “Pensemos en los muchos hermanos y hermanas cristianos que sufren persecuciones a causa de su fe. Son muchos. Tal vez muchos más que en los primeros siglos. Jesús está con ellos. También nosotros estamos unidos a ellos con nuestra oración y nuestro afecto; tenemos admiración por su valentía y su testimonio. Son nuestros hermanos y hermanas, que en muchas partes del mundo sufren a causa de ser fieles a Jesucristo”.

Haciendo un breve recuento de estas lamentables perdidas, la Agencia Fides pública en su informe anual que en el periodo 1980-1989 fueron asesinados violentamente 115 misioneros. Sin embargo, esta cifra es sin lugar a duda menor que la real, porque se refiere sólo a los casos confirmados, de los cuales se ha tenido noticia.

El periodo 1990-2000 muestra un total de 604 misioneros asesinados, según su información. El número es significativamente mayor que la década anterior; sin embargo, se deben considerar los siguientes factores: el genocidio de Ruanda (1994) que provocó al menos 248 muertos entre el personal eclesiástico; la mayor velocidad de los medios de comunicación en la difusión de las noticias incluso desde lugares remotos; el recuento del número que ya no hace referencia sólo a los misioneros ad gentes en sentido estricto, sino a todo el personal eclesiástico muerto de forma violenta, o que ha sacrificado su vida consciente del riesgo que corría, sin abandonar a la gente que le había sido confiada.

En el periodo 2001-2012, el número total de agentes pastorales asesinados fue de 294.

Desde 2013 se abrió el proceso de beatificación de las seis misioneras italianas de las Hermanas Pobres de Bérgamo, definidas como “mártires de la caridad”, por morir en Congo en 1995 tras haber contraído el virus del ébola al no querer abandonar a la población. Por otra parte, se completó la fase diocesana del proceso de beatificación de Luisa Mistrali Guidotti, miembro de la Asociación Femenina Médico Misionera que fue asesinada en 1979 en la entonces Rhodesia, mientras acompañaba a una parturienta al hospital en situación de riesgo. También se ha iniciado el proceso para la beatificación del padre Mario Vergara, misionero del Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras (PIME), y del catequista laico Isidoro Ngei Ko Lat, asesinado por odio a la fe en Myanmar en 1950, por mencionar algunos.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede emitió un comunicado en febrero de este año, para señalar que durante el Consistorio extraordinario, el Papa Francisco y el colegio de cardenales elevaron al Señor una oración especial por los muchos cristianos que, en diferentes partes del mundo, son víctimas de actos de intolerancia o persecución.

“A los que sufren por causa del Evangelio, el Santo Padre y los Cardenales desean renovar la seguridad de su oración constante, exhortándolos a permanecer firmes en la fe y a perdonar de corazón a sus perseguidores, a imitación del Señor Jesús”, concluye el comunicado.

@MarianaMajestic

@yoinfluyo

mmorales@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar