Últimas noticias:

Francisco: La corrupción es un mal más grande que el pecado

Un mensaje muy claro dio este jueves el Papa Francisco a una delegación de la Asociación Internacional de Derecho Penal, conceptos que son totalmente aplicables para México, tanto por los problemas estructurales, añejos, que padece, como por la coyuntura por la que atraviesa hoy en día.


El mensaje de salvación


“La corrupción es, en sí misma un proceso de muerte... y un mal más grande que el pecado, un mal que, más que perdonar, hay que curar'', dijo, enfático.

Como se sabe, luego de la aprobación de las llamadas “reformas estructurales”, diversos sectores han manifestado su inquietud por que la corrupción e impunidad impidan que los cambios estructurales den los frutos esperados en términos de bienestar para los mexicanos.

En este sentido, ayer quedó instalada en la Cámara de Diputados la Mesa de Trabajo en Materia de Transparencia, que en los próximos días se abocará a estudiar los temas de rendición de cuentas y anticorrupción y la iniciativa del Presidente de la República que tiene que ver con la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República y la creación de la Fiscalía Anticorrupción. Organizaciones de la sociedad civil deberán dar seguimiento puntual al desarrollo de estos trabajos.

En su encuentro matutino de este día con los penalistas, el Papa Francisco habló también de las llamadas ''ejecuciones extrajudiciales'', es decir los homicidios deliberados cometidos por algunos Estados o sus agentes y presentados como consecuencia indeseada del uso razonable, necesario y proporcional de la fuerza para aplicar la ley.

“Ejecuciones extrajudiciales” que recuerdan en México los casos recientes de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa asesinados y desaparecidos el pasado 26 de septiembre y la ejecución de 22 personas, presuntamente delincuentes, en el municipio de Tlataya, Estado de México, del 30 de junio pasado. Ambos casos, ambos casos aún irresueltos y que mantienen “caliente” el ambiente social y la expectativa de la comunidad internacional.

Asimismo, el Papa Francisco habló de las condiciones de los encarcelados, entre ellos los presos sin condena y los condenados sin juicio, señalando que la prisión preventiva, cuando se usa de forma abusiva, constituye otra forma contemporánea de pena ilícita oculta, más allá de la legalidad.

También se refirió a las condiciones deplorables de los penitenciarios, a veces por carencia de infraestructura, pero otras son el resultado del ''ejercicio arbitrario y despiadado del poder sobre las personas privadas de libertad''.

Un mejor retrato de México no pudo hacer el Papa Francisco… Hay que tomar nota.

@yoinfluyo

nvilla@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar