Últimas noticias:

Proponen en el Sínodo reforzar preparación al Matrimonio

Es necesaria una mayor preparación para el Matrimonio, a fin de que sea no sólo válido, sino también fructífero, se propuso este martes durante la realización de la Tercera Congregación General del Sínodo Extraordinario de Obispos sobre la Familia que se desarrolla en el Vaticano.


El sínodo de la familia


La propuesta plantea que la Iglesia no sólo debe preocuparse por los remedios para el fracaso de la unión conyugal, sino también por las condiciones que la hacen válida y fructífera.

En tal sentido, lo que hay que transmitir es una visión del matrimonio no sólo como punto de llegada, sino como un camino hacia una meta más alta, un camino de crecimiento personal y de pareja, una fuerza y fuente de energía.

Y es que la elección del Matrimonio es una vocación verdadera y propia, y como tal, requiere fidelidad y coherencia para ser realmente un lugar de crecimiento y de salvaguardia de lo humano.

El proponente explica que, para llevar a cabo esto, hay que acompañar constantemente a los cónyuges en su itinerario de vida, a través de una pastoral familiar intensa y vigorosa. Subraya que el camino de preparación para el Sacramento del Matrimonio debe ser, por lo tanto, largo, personalizado y también severo; incluso, sin miedo a que eventualmente disminuya el número de bodas celebradas en la Iglesia. De otro modo, se corre el riesgo de saturar los tribunales de justicia con los procesos matrimoniales.

Modificar la didáctica de la Iglesia

Por otro lado, quedó de relieve la necesidad de que la Iglesia, además de proteger a los católicos, los prepare más y mejor, para que puedan hacer frente por sí mismos a los contenidos de los medios de comunicación que, de manera intrusiva, presentan ideologías contrarias a la doctrina de la Iglesia sobre el Matrimonio y la Familia.

Para lograr esto, la Iglesia debe ofrecer su enseñanza de forma más incisiva, presentando la doctrina no como una lista de prohibiciones, sino haciéndose más cercana a los fieles, con empatía y ternura, como lo hacía Jesús. De esta manera, será posible reducir la brecha entre la doctrina y la práctica, entre las enseñanzas de la Iglesia y la vida familiar. Porque lo que necesitamos no es una elección entre la doctrina y la misericordia, sino la puesta en marcha de una pastoral iluminada, para animar sobre todo a las familias en dificultades, que a menudo tienen la sensación de que no pertenecen a la Iglesia.

Dimensiones de la Familia

Asimismo, se presentaron tres dimensiones específicas de la familia:

1) La vocación a la vida.

2) La misionera, entendida como testimonio de Cristo a través de la unidad familiar.

3) La aceptación del otro, ya que la familia es la primera escuela de alteridad, el lugar donde se pueden aprender la paciencia y la lentitud, en contraste con el ajetreo y el bullicio del mundo moderno.

Y se añadió la dimensión de la santidad, porque la familia educa para la santidad, es un icono de la Trinidad, es Iglesia doméstica al servicio de la evangelización, y es el futuro de la humanidad.

@yoinfluyo

nvilla@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar