Últimas noticias:

El Papa llama a “no dar sólo opiniones sino la vida”

El Santo Padre Francisco llamó a los neo cardenales a mirar la realidad y a no distraerse por otros intereses, subrayando que Jesús no los ha llamado a que se conviertan en “príncipes” dentro de la Iglesia sino a servir cómo Jesús y junto a él; asimismo subrayó, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, en la que entregó el palio a los nuevos arzobispos metropolitanos, tres palabras fundamentales: confesión, persecución y oración.


Nuevos cardenales y arzobispos.


El Papa Francisco creó a cinco nuevos cardenales en el Consistorio Público el 28 de junio y entregó el palio a nuevos arzobispos el día 29 de junio, solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo, en el Vaticano.

El Papa comentó en su homilía del 28 de junio, que Jesús caminaba delante de los apóstoles, cuyos corazones distaban de aquel del Mesías que caminaba con decisión, a vencer la raíz del mal por lo que miraba a la cruz, en tanto algunos discípulos pensaban en lo bello que sería sentarse a la derecha y a la izquierda del Rey de Israel, y señaló que la distancia entre Su corazón y los nuestros sólo la puede colmar el Espíritu Santo.

En el Consistorio Público, el Papa creó a los nuevos cardenales, Mons. Jean Zerbo, Arzobispo de Bamako, Mali; Mons. Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona, España; Mons. Andrs Arborelius, Obispo de Estocolmo, Suecia; Mons. Luis Marie-Ling Mangkanekhoun, Obispo Titular de Acque Nuove de Proconsolorare, Vicario Apostólico de Paksé, Laos; Mons. Gregorio Rosa Chávez, Obispo Titular de Mulli, Auxiliar de la Archidiósesis de San Salvador, El Salvador. 

“Su procedencia de distintas partes del mundo muestra la catolicidad de la Iglesia difundida en toda la Tierra y la asignación de un título o de una diaconía en la urbe expresa la pertenencia de los cardenales a la diócesis de Roma que, según la conocida expresión de san Ignacio (de Antioquía), preside en la caridad de todas las Iglesias”, dijo el Papa, al dar el anuncio de sus designaciones, el domingo de Pentecostés después del rezo del Regina Coelli, el 21 de mayo pasado.

El Papa en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, en la imposición de los palios a los Arzobispos señaló que hay tres preguntas fundamentales para el apóstol, “confesión, persecución, oración”. 

Indicó que Jesús preguntas a todos y especialmente a los pastores “¿Quién soy yo para ti?”, el Papa subrayó que convendría cuestionarnos si somos “cristianos de salón” que comentan lo que ocurre o si somos “apóstoles en camino”. Así “quien confiesa a Jesús no ha de dar sólo opiniones, sino la vida”, debe tener el coraje de ir “mar adentro”.

Respecto de la persecución señaló que no sólo en los comienzos, sino aún hoy, muchos cristianos son discriminados, calumniados, víctimas de una violencia que llega hasta muerte, en medio de un silencio frecuentemente cómplice, sin que en muchos casos, quienes pueden defenderlos hagan algo para impedirlo. 

Señaló que la virtud, citando a San Agustín, no sólo es hacer el bien sino soportar los males, pero no como simple resignación sino aceptando la cruz, males que no han de buscarse sino aceptarse. “Y así, en el misterio del sufrimiento ofrecido por amor, en este misterio que muchos hermanos perseguidos, pobres y enfermos encarnan también hoy, brilla el poder salvador de la cruz de Jesús”.

Además, el Santo Padre señaló que “la oración es el agua indispensable, que alimenta la esperanza y hace crecer la confianza. La oración nos hace sentir amados y nos permite amar” y que es remedio contra la autosuficiencia y el aislamiento que nos lleva “a la muerte espiritual”. Recalcó que la Iglesia necesita maestros de oración, hombres y mujeres que vivan la oración.

@Yoinfluyo 

redacción@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar