Últimas noticias:

Claves de lectura del encuentro Papa-Trump

Este miércoles 24 de mayo se llevó a cabo el primer encuentro entre el Papa Francisco y Donald Trump en el Palacio Apostólico del Vaticano. Dos líderes con gran peso internacional, pero que tienen formas muy diferentes de ver el mundo. Yo Influyo te presenta algunos datos claves necesarios para ayudarte a interpretar este histórico encuentro.


Encuentro Papa-Trump; claves de lectura


Los antecedentes

“Una persona que piensa sólo en construir muros y no construir puentes, no es cristiano”, dijo el Papa Francisco en alusión directa al entonces candidato presidencial republicano, durante la rueda de prensa realizada a bordo del avión que lo trasladaba de México a Roma. La respuesta no se hizo esperar: “que un líder religioso ponga en duda la fe de una persona es vergonzoso”, expresó el millonario en un comunicado y en un discurso en Carolina del Sur insistió que “cuando el Vaticano sea atacado por el ISIS, yo puedo prometer que el Papa habría deseado y rezado que Donald Trump hubiera sido presidente”.

El protocolo

La delegación estadounidense entró al patio de San Damasco a las 8:20 am, con un alto despliegue de seguridad y más de 40 vehículos. Inmediatamente se activó el protocolo del Vaticano para recibir al presidente de Estados Unidos, que llegó acompañado por su esposa Melania y su hija Ivanka, ambas vestidas de negro y con la cabeza cubierta de acuerdo al protocolo que se recomienda para la ocasión, y su yerno Jared Kushner. El primero en tender la mano a Donald Trump fue el Prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo Georg Ganswein, quien además guió a la delegación durante todo el recorrido.

Frío recibimiento

A través de las cámaras pudimos ser testigos del momento en el que el Papa recibió a Donald Trump. Al inicio se notó cierta rigidez en las expresiones del pontífice; en cambio, Donald Trump mostró siempre una amplia sonrisa que mantuvo hasta el final del encuentro.

27 minutos en privado

La reunión privada duró 27 minutos, lo que significa un poco más de los 20 minutos que tradicionalmente dedica el Papa a sus encuentros con los presidentes. Sólo el Papa, el presidente Trump y sus dos traductores saben el detalle de lo que se habló a puerta cerrada.

Migración y Paz

Aunque no se tienen detalles de lo conversado entre ambos líderes durante el encuentro privado, la Santa Sede emitió un comunicado bastante genérico, pero se puede leer entre líneas que el pontífice manifestó su deseo de lograr “una colaboración serena” con el gobierno de los Estados Unidos para “la asistencia de los inmigrantes”. Asimismo, se lee en el comunicado que “las conversaciones también han permitido un intercambio de puntos de vista sobre algunos temas relacionados con la actualidad internacional y con la promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso, con especial referencia a la situación en Oriente Medio y a la tutela de las comunidades cristianas”.

Los gestos

La primera dama fue la única de la familia presidencial que tuvo un gesto religioso con el Papa, le pidió que bendijera un rosario. Y el pontífice usó su origen esloveno para hacer una conexión más personal: “¿Qué le das de comer, potizza?”, preguntó Bergoglio a Melania, haciendo referencia a un dulce esloveno. Vale acotar que una sobrina del Papa, María Inés Narvajo, está casada con un argentino de origen esloveno.

Los regalos

El presidente le ofreció al Papa un cofre con un libro de Martin Luther King. El Santo Padre regaló al presidente un medallón en el que está representado un olivo como símbolo de la paz y la unidad, además de los documentos de su pontificado (el mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, la Encíclica Laudato Sí, la “Evangelii Gaudium” y “Amoris Laetitia”). El Papa también regaló a los presentes una corona del Santo Rosario.

Las palabras

“Esto se lo regalo para que usted sea instrumento de paz”, le dijo Francisco a Trump, mientras le mostraba el medallón. Por su parte, Trump le dijo al Papa al momento de la despedida: “Gracias, no voy a olvidar lo que ha dicho”. Al salir del vaticano el presidente indicó: “hemos tenido una reunión fantástica. Nos gusta mucho Italia, fue un honor estar con el Papa. Dejo el Vaticano más seguro que nunca de buscar la paz en nuestro mundo”.

Las reuniones

Luego de conocer a Jorge Mario Bergoglio, Donald Trump se reunió durante 50 minutos con el número dos de la Santa Sede, el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y con el Secretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Paul Gallagher. En el edificio el Quirinalle se llevó a cabo la reunión con el presidente de Italia Sergio Matarella y en Villa Taverna (residencia de la embajada de Estados Unidos en Roma) se reunió con el Primer Ministro Paolo Gentiloni.

La historia

Han pasado 19 meses entre el último encuentro entre un presidente de Estados Unidos y un Papa: el último se llevó a cabo el pasado mes de septiembre de 2015, cuando el Papa estuvo en Filadelfia y se encontró con Barack Obama. En total se han llevado a cabo 30 encuentros en 98 años (20 en el Vaticano y 10 en EU).

Las contradicciones

En el vuelo de Tel Aviv a Roma, Trump afirmó a los periodistas que estaba honrado que el Papa lo haya invitado. Sin embargo, fuentes vaticanas han aclarado que el Papa Francisco no ha invitado a Donald Trump; el Vaticano tiene las puertas abiertas a todos los presidentes que deseen visitar al Papa.

@yoinfluyo

mtremamunno@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar