Últimas noticias:

Francisco declara santos a niños videntes de Fátima

Fátima, 13 May (Notimex).- Con una fórmula ritual, el Papa Francisco elevó hoy al honor de los altares a los pastorcitos videntes de la Virgen en Fátima, los hermanos Francisco y Jacinta Marto, ante más de 500 mil personas.


Papa Francisco; niños Fátima


“Declaramos y definimos como santos a los beatos Francisco y Jacinta”, señaló el pontífice en latín, antes de ordenar que sean inscritos en el registro de los santos de la Iglesia católica.

Al término de la lectura de la fórmula, explotó en aplausos la marea humana que abarrotó la explanada del santuario ubicado en el valle Cova de Iria, en el corazón de Portugal.

En este lugar, exactamente un siglo atrás, los niños santos y su prima, Lucía Dos Santos, recibieron la primera de una serie de seis apariciones de la Virgen sobre una encina. La última, el 13 de octubre de 1917, quedó sellada por el “milagro del sol”.

Al inicio de la misa de canonización el obispo de Leiria-Fátima, António dos Santos Marto, le pidió formalmente al Papa la elevación al honor de los altares de los pastorcitos y leyó un breve resumen de su vida, en el cual destacó que su familia era modesta y de gran fe cristiana.

Luego de la declaratoria, se llevaron hasta el altar las reliquias de los nuevos santos. Detrás del altar donde el líder católico celebró la misa fueron colocadas dos pendones gigantes con las imágenes oficiales de los nuevos santos, que aparecen con 9 y 7 años, como eran cuando tuvieron las visiones.

Exhorta el Papa a abandonar “miopía” de la indiferencia

Al declarar santos a los pastorcitos videntes de la Virgen en Fátima, el Papa Francisco instó hoy a seguir una “precisa movilización general” contra la indiferencia que “enfría el corazón” y “agrava la miopía”.

“No queremos ser una esperanza abortada. La vida sólo puede sobrevivir gracias a la generosidad de otra vida”, afirmó Francisco, ante una marea humana que pasó toda la noche en la explanada del santuario ubicado en el valle Cova de Iria, en el corazón de Portugal.

En este lugar, exactamente un siglo atrás, los niños Lucía Dos Santos y sus primos, Francisco y Jacinta Marto, recibieron la primera de una serie de seis apariciones de la Virgen sobre una encina. La última, el 13 de octubre de 1917, quedó sellada por el “milagro del sol”.

En el sermón de la misa en la cual elevó al honor de los altares a los niños, el pontífice recordó que la Virgen, con su mensaje, advirtió a la humanidad sobre el peligro del infierno al cual conduce “una vida sin Dios” y “que profana a Dios en sus criaturas”.

“No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre, y para confiarle a sus hijos e hijas. Bajo su manto, no se pierden; de sus brazos vendrá la esperanza y la paz que necesitan y que yo suplico para todos mis hermanos en el bautismo y en la humanidad, en particular para los enfermos y los discapacitados, los encarcelados y los desocupados, los pobres y los abandonados”, dijo.

Hablando en portugués recordó que Jacinta, ya al tiempo de las visiones, habló sobre las carreteras, los muchos caminos y los campos “llenos de gente que llora de hambre por no tener nada para comer”.

Agregó que la pequeña, el mismo día de la primera aparición (el 13 de mayo de 1917), no pudo contenerse y reveló el secreto a su madre: “Hoy he visto a la Virgen”.

Muchos otros posaron sus ojos donde los niños veían a la Virgen, pero no la vieron, y aclaró que María no vino a Fátima para que los fieles la vieran: “Para esto tendremos toda la eternidad, a condición de que vayamos al cielo, por supuesto”, precisó.

Estableció que Dios, por medio de la Virgen dio esperanza a toda la humanidad, una esperanza real y realizable en el estado de vida de cada uno.

Al término de la misa, el Papa dirigió un mensaje a los enfermos congregados en el lugar y señaló que Jesús los “precede” porque él también pasó por sufrimientos, por eso los comprende, los consuela y les da fuerza.

“Este es el misterio de la Iglesia: la Iglesia pide al Señor que consuele a los afligidos y él los consuela, incluso de manera oculta; los consuela en la intimidad del corazón y los consuela dándoles fortaleza”, estableció.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar