Últimas noticias:

“Dios nunca ha abandonado a la amada tierra de Georgia”: Francisco

El Papa Francisco, de visita en Georgia, se reunió el sábado, 1 de octubre, con los asistidos y con los operadores de las obras de caridad de la Iglesia, y en su saludo expresó su agradecimiento “por el compromiso generoso al servicio de los más necesitados”.



Comentó que la labor que realizan “es un camino de colaboración fraterna entre los cristianos de este país y entre los fieles de diversos ritos”, y animó a estos operadores a continuar por esta vía “exigente y fecunda: las personas débiles y pobres son <<la carne de Cristo>> que interpela a los cristianos de cualquier confesión, que los mueve a obrar sin intereses personales, siguiendo únicamente el impulso del Espíritu Santo”.

Dijo a quienes son atendidos: “Me alegra estar un momento con vosotros y animaros: Dios nunca os abandona, siempre está cerca, pronto a escucharos, a daros fortaleza en medio de la dificultad. Vosotros sois los predilectos de Jesús, que quiso identificarse con las personas que sufren, sufriendo Él mismo en su Pasión”. Y afirmó que “las obras caritativas son el fruto maduro de un Iglesia que sirve, que ofrece esperanza y manifiesta la misericordia de Dios”. Deseó que María, ícono del amor gratuito, los guíe y proteja, además les impartió la bendición.

En su última escala en Georgia, el Santo Padre visitó la Catedral Patriarcal de Svetitskovheli, en donde agradeció el momento de recogimiento en dicho templo, habló sobre la fraternidad, sobre la bendición del Señor que ha sido la reunión de ambos pastores, el Papa y el Patriarca Elías II. Recordó que si bien en algunos momentos de su historia Georgia ha sido dejada “amargamente” a su suerte, “Dios nunca ha abandonado a la amada tierra de Georgia”.

Por otro lado, hizo hincapié en la unidad de los cristianos, usando un símil de San Cipriano de Cartago, en que la túnica indivisa del Señor se hace presente la unidad que viene de lo alto y que no puede ser desgarrada de forma alguna, así la “túnica sagrada, misterio de unidad, nos exhorta a experimentar un gran dolor por las divisiones de los cristianos habidas a lo largo de la historia: son desgarros reales infringidos en la carne del Señor”. No obstante, Jesús no sólo nos da su túnica, “sino su propio cuerpo… nos anima al amor sincero y a la comprensión recíproca para recomponer las laceraciones, impulsados por un espíritu de límpida hermandad cristiana”, lo cual requiere seguir pacientemente un camino.

Aconsejó no poner en primer plano “las divisiones entre los bautizados, porque realmente es mucho más lo que nos une que lo que nos divide”. Y aseguró su oración “para que el Señor, que hace nuevas todas las cosas, por la intercesión de los santos Apóstoles Pedro y Andrés, de los mártires y de todos los santos, aumente el amor entre los creyentes en Cristo y la búsqueda luminosa de todo aquello que nos pueda acercar, reconciliar y unir”.

En este evento participó el Primer Ministro, autoridades civiles, Obispos, sacerdotes y fieles, así como el Patriarca Elías II.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar