Últimas noticias:

No hay mejor camino para llegar al Cielo, que saber perdonar: Francisco

El Papa Francisco visitó, el jueves 4 de agosto, con motivo del “perdón de Asís”, la Basílica de Santa María de los Ángeles, donde recordó lo dicho por San Francisco: “Quiero enviarlos a todos al Paraíso”. Cada año desde hace alrededor de 800 años, se concede la indulgencia plenaria a quien cumpliendo con las condiciones necesarias visita la “Porciúncula”, que hoy se encuentra al interior de la mencionada Basílica.


Papa Francisco; el perdón de Asís


“Quiero enviarlos a todos al Paraíso”, dijo el Santo Padre citando al Poverello de Asís y preguntando ¿qué cosa más hermosa podría pedir sino la salvación y la vida eterna junto a Dios? Y señaló: ¿qué es el Paraíso sino el misterio de amor que nos une para siempre con Dios?

El Papa además destacó que cuando vivimos en la fe nunca estamos solos y que la vía maestra para lograr un puesto en el Paraíso es el perdón. El Obispo de Roma subrayó que perdonar es difícil, pero “¿por qué debemos perdonar a una persona que nos ha hecho el mal? Porque nosotros somos los primeros que hemos sido perdonados e infinitamente más. No hay ninguno entre nosotros, que no haya sido perdonado”. Mencionó que “el corazón que perdona acaricia, tal lejos de aquel gesto <<me lo pagarás>>”.

En su mensaje dijo además que cuando nos arrodillamos ante el sacerdote en la confesión, repetimos lo hecho por el siervo de la parábola que le dice al Rey, “decimos: <<Señor, ten paciencia conmigo>>”, y preguntó si alguna vez pensamos en esa paciencia de Dios; mencionó que aun cuando caemos no deja de amarnos, que “no se cansa de ofrecer su perdón cada vez que se lo pedimos… Nuestro Padre se apiada siempre cuando estamos arrepentidos, y nos manda a casa con el corazón tranquilo y sereno, diciéndonos que nos ha liberado y perdonado todo. El perdón de Dios no conoce límites…”

Sin embargo, cuando nos confrontamos con el prójimo que nos debe algo, ya que cuando estamos en deuda invocamos la misericordia y cuando estamos en crédito apelamos a la justicia, que como el siervo de la parábola exigía el pago de una pequeña deuda; pero Jesús, menciona el Papa, nos propone el amor del Padre, “limitarnos a lo justo no nos mostraría como discípulos de Cristo”, y recordó la frase con la que concluye la parábola señalada: “lo mismo hará mi Padre del Cielo, si cada uno no perdona de Corazón a su hermano”.

El Santo Padre señaló que “la vía del perdón puede renovar verdaderamente la Iglesia del mundo” y agregó: “ofrecer el testimonio de la misericordia en el mundo de hoy es una tarea que ninguno de nosotros puede rehuir”, esta frase incluso la repitió.

Animó a los fieles que podrían preguntar “<<Pero, padre, tengo miedo que mañana haga lo mismo…>> Pues, regresa”.

El Papa Francisco confesó a varios fieles por espacio de una hora aproximadamente y saludó a las personas congregadas a las afueras de la Basílica de Santa María de los Ángeles.

La “Porciúncula” que significa la porcioncita, también estaba dedicada a la Santa María de los Ángeles, como se nombra la Basílica que la aloja actualmente. La indulgencia que se otorga el 1 y 2 de agosto de cada año por la fiesta de esta advocación de la Virgen, se ha permitido que se gane no sólo en este sitio sino en cualquier templo franciscano alrededor del mundo.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar