Últimas noticias:

Papa festeja con Misa 1050º Aniversario del Bautismo de Polonia

En la mañana de este jueves 28 de julio el Papa Francisco cumple su segundo día de actividades dirigiéndose al Santuario Mariano de Czestochowa, para celebrar la Santa Misa por el 1050 Aniversario del Bautismo de Polonia, en cuya homilía resaltó que “Dios nos salva haciéndose pequeño, cercano y concreto”.


JMJ Cracovia 2016; Jasna Gora


El Obispo de Roma señaló que Dios vino a la tierra en la plenitud de los tiempos, pero que no era una “edad de oro”, como un don de gracia, por puro amor; nacido de mujer, sin ninguna ostentación… la manifestación de Dios, dice el Papa, acontece siempre en la pequeñez. De hecho, el primero de sus signos no fue solucionar un problema político o milagro hecho con público, fue más bien “un milagro sencillo en un pueblo pequeño”, pero es un signo que manifiesta “su rostro esponsalicio” y nos dice que “Dios no mantiene las distancias, sino que es cercano y concreto, que está en medio de nosotros y cuida de nosotros, sin decir por nosotros…”

Menciona que Dios se hace pequeño y que prefiere a los pequeños; éstos hablan su mismo idioma, como San Juan Pablo II y Santa Faustina; además, subrayó que “es significativo que este aniversario del Bautismo de vuestro pueblo coincida precisamente con el Jubileo de la Misericordia”. Señaló que Dios es cercano, que no desea quedarse en un trono en el cielo, sino caminar con nosotros; por eso, todos estamos llamados a ser cercanos de las alegrías y problemas del prójimo, con lo que se transmite mejor el Evangelio, mediante irradiación positiva. Y además es concreto, el Verbo hecho carne, tiene amigos y participa en una fiesta: el eterno se comunica pasando el tiempo con personas y en situaciones concretas. Resaltó que la fe genuina del pueblo polaco se transmite de padres a hijos y sobre todo gracias a las madres y las abuelas, pudiendo experimentar esta ternura concreta en la Madre de todos.

Destacó el “hilo mariano” de la historia, que fue en su pequeñez, fue tan grata a Dios que “se dejó tejer la carne por ella, de modo que se convirtió en Madre de Dios”. Señaló que en Jasna Gora, como allá en Caná, “María nos ofrece su cercanía y nos ayuda a descubrir lo que falta a la plenitud de la vida… sin ceder jamás a la tentación de aislarse e imponerse”. El Papa subrayó que María, en el pasaje de las bodas de Caná, “mostró mucha concreción: es una Madre que toma en serio los problemas e interviene, que sabe destacar los momentos difíciles y solventarlos con discreción, eficacia y determinación. No es dueña, ni protagonista, sino Madre y sierva”. Invitó a todos a pedir la gracias de acoger su sencillez, sus intenciones de servir a los demás y la “belleza de dar la vida por los demás sin preferencias ni distinciones”.

Y pidió que Ella con su intercesión “que lleva la paz en medio de la sobreabundancia del pecado y los sobresaltos de la historia nos alcance la sobreabundancia del Espíritu Santo, para ser siervos buenos y fieles... Que pueda cumplirse, para todos y para cada uno, un paso interior, una Pascua del corazón, hacia el estilo de vida encarnado por María: obrar en la pequeñez y acompañar de cerca, con corazón sencillo y abierto”.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar