Últimas noticias:

Emotivo viaje apostólico del Papa a Armenia, “la tierra de Noé”

Del 24 al 26 de junio el Papa Francisco realizó una visita apostólica a Armenia, un pequeño país de Asia Menor ubicado al norte de Irán y al este de Turquía, con una larga historia ligada al cristianismo. Pero, ¿por qué razón el Papa Francisco eligió ir a la primera nación en proclamarse cristiana en el mundo?


Viaje del Papa a Armenia


El vocero vaticano, el Padre Federico Lombardi, explicó que una de las razones del viaje se debía a la relación entre el Papa Francisco y el Catholicós armenio Karekin II, quien estuvo presente en Roma durante la elección del Santo Padre en marzo de 2013.

En abril de 2015, con ocasión de los 100 años del Genocidio Armenio, el Papa Francisco se refirió a este hecho y lamentó que “todavía hoy sentimos el grito sofocado y descuidado de tantos de nuestros hermanos y hermanas imponentes, que a causa de su fe en Cristo o de su pertenencia étnica son públicamente y atrozmente asesinados”.

La tradición cuenta que los apóstoles San Judas Tadeo y San Bartolomé fueron los primeros en llevar el cristianismo a Armenia; sin embargo, fue San Gregorio “El Iluminador” quien consolidó la evangelización al lograr la conversión del rey Tiridates III en el año 301. La tradición considera que en esta fecha ocurrió la declaración oficial del cristianismo como religión del país.

Esto ocurrió mucho tiempo antes de que el emperador romano Teodosio, con un decreto en el año 380 convirtiera al cristianismo en la religión oficial del Imperio Romano. Por ello el lema del viaje de Francisco a Armenia es “Visita al primer país cristiano”.

Durante el vuelo de Roma a Ereván, el Papa Francisco habló con los periodistas que también se encontraban a bordo, sobre dos temas de actualidad: la paz firmada por el Gobierno de Colombia y las FARC y el referéndum de Gran Bretaña en el que se votaba si salir o no de la Unión Europea.

Así el Obispo de Roma aseguró sentirse “feliz” por la noticia de la paz en Colombia. “Ha sido una buena noticia y deseo que los países que han trabajado para hacer la paz y que da la garantía para que esto vaya adelante, blinden esto hasta tal punto que nunca se pueda volver, ni desde dentro ni desde fuera, a un estado de guerra”.

Sobre la actualidad inglesa y el referéndum Brexit, el Santo Padre ha indicado que ha conocido el resultado final estando ya en el avión, ya que cuando ha salido “de casa todavía no era definitivo”. Así mismo observó que “ha sido la voluntad expresada por el pueblo y esto requiere de todos nosotros una gran responsabilidad para garantizar el bien del pueblo del Reino Unido y también el bien y la convivencia de todo el continente europeo. Así lo espero”.

A su llegada el Santo Padre fue recibido por el Presidente de la República, Serzh Sargsyan, además del Cathólicos Armenio Apostólico Su Santidad Karekin II. También estaban presentes el Patriarca Armenio Católico Su Beatittud Grégorie Pierre XX Ghabroyan y varios obispos armenios apostólicos y católicos, junto a un numeroso grupo de fieles y diversas autoridades locales. Desde el aeropuerto de Yerevan y siempre acompañado por el Catholicos, Francisco se trasladó en automóvil a la sede apostólica de Etchmiadzin que dista unos doce kilómetros.

En el primer acto público del Obispo de Roma en Armenia, el Papa Francisco rezó en la Catedral Apostólica de Etchmiadzin, antes de visitar al presidente de la República, Serz Sargsyan. Posteriormente el Pontífice se reunió con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático armenio. Por último, mantuvo un encuentro personal con el Patriarca supremo o Catholicós, Karekin II, quien guía a la Iglesia Gregoriana Apostólica armenia, la mayoritaria en el país que se separó de Roma desde hace mil quinientos años.

A casi 15 años de la visita de san Juan Pablo II, también Francisco se hizo peregrino en la tierra oriental de Armenia, la primera entre las naciones que acogió el Evangelio de Jesús. El segundo día del 14 Viaje Apostólico el Santo Padre se dirigió muy temprano para uno de los eventos centrales de esta peregrinación: la visita al Memorial de Tzitzernakaberb en Erevan, capital de Armenia, tal como lo hiciera su amado predecesor en 2001.

El Memorial recuerda las víctimas de la matanza perpetrada por el gobierno de los “Jóvenes Turcos” del imperio otomano en 1915. Fue inaugurado el 29 de noviembre de 1967 y es un lugar de peregrinación para los armenios de todo el mundo que cada 24 de abril, día de duelo nacional declarado festivo, se dirigen allí para conmemorar a las víctimas del “Metz Yeghern” perpetrado entre 1915 y 1923.

En este lugar conmemorativo del Gran Mal, el Papa Francisco y el Catholicos Armenio Apostólico fueron recibidos por el Presidente de la República, Serzh Sargsyan. Presentes también allí, jóvenes y niños y algunos descendientes de los cuatrocientos niños que desde 1919 y por diversos meses, fueron acogidos y acudidos en Castel Gandolfo en los tiempos de Papa Pío XI.

Inmediatamente después de su visita al Memorial Tzitzernakaberd, donde los Armenios honran a las víctimas inocentes del “Gran mal”, en la Eucarística celebrada en Gymrí, Francisco reflexionó: “también podríamos preguntarnos: ¿Qué es lo que el Señor quiere que construyamos hoy en la vida?, y ante todo: ¿Sobre qué cimiento quiere que construyamos nuestras vidas?” Y respondió proponiendo tres bases estables sobre las que edificar y reconstruir incasablemente la vida cristiana: La memoria, la fe y el amor misericordioso.

Durante la segunda etapa de su viaje a la “tierra de Noé” el Papa Francisco visitó un orfanato y un centro de mayores en Gyumrí. Las hermanas de la Inmaculada Concepción dieron al Papa una inolvidable bienvenida a su convento de “Nuestra Señora de Armenia” después de la misa que celebró en Gyumrí el sábado por la mañana. El Obispo de Roma fue recibido por un gran coro formado por jóvenes y ancianos que viven en este complejo donde las religiosas cuentan con un orfanato y un centro de día para mayores.

Y antes de dejar la segunda ciudad más importante e Armenia y volver a la capital, el Santo Padre visitó tanto la catedral apostólica de Gyumrí, como la catedral Católica, que se encuentran a pocos metros una de otra. Más tarde, Francisco, llegó a la catedral armenio católica de los Santos Mártires de Gyumrí, donde estaban presentes un grupo de discapacitados, además de algunos de los refugiados sirios que viven en la zona.

Finalmente en el segundo día de viaje en Armenia, el Santo Padre participó en un encuentro ecuménico y oración por la paz en la Plaza de la República de Ereván junto al Patriarca supremo y Catholicós de todos los armenios, Karekin II y con la presencia del Presidente de la República de Armenia, Serz Sargsián.

En el último día de su visita en Armenia, el Papa Francisco acompañado del Catholicós, Karekin II, entró en procesión y se dirigió a la Sala del “Pozo de San Gregorio, el iluminador”, donde se encendió una vela que llevaban hasta una capilla. Una vez de nuevo en el exterior, Francisco y el Catholicós liberaron dos palomas hacia el Monte Ararat, como deseo de paz, desde el balcón del monasterio.

Por último, el Santo Padre realizó una visita al Monasterio de Khor Virap, uno de los lugares más sagrados de  la Iglesia Armenia, situado a los pies del Monte Aracat. Luego el Papa se dirigió al Aeropuerto Internacional de Ereván para tomar el avión de regreso a Roma después de tres días en ese país.

El Papa Francisco en rueda de prensa de regreso a Armenia deseó para Armenia la justicia y la paz y rezó porque siga siendo “un pueblo valiente y rezo para que encuentre la justicia la paz… Un pueblo que ha sufrido mucho en su historia y sólo la fe lo ha mantenido de pie. Porque el hecho de que haya sido la primera nación cristiana, esto no es suficiente: ha sido la primera nación cristiana porque el Señor la ha bendecido, porque ha tenido santos, obispos y mártires… Y por esto ha hecho en la resistencia esa piel de piedra, pero no ha perdido la ternura de un corazón materno. Armenia también es madre”.

Asimismo dio a conocer los signos que ofrecerá en Azerbaiyán, país en el cual estará dentro de algunas semanas: “Hablaré a los azerbaiyanos de la verdad, de lo que he visto y de lo que escucho. Y también los alentaré. Me he encontrado con el presidente azerbaiyano y he hablado con él. Y diré también que no hacer la paz por un pedacito de tierra, porque no es gran cosa, significa algo oscuro, ¿no? Pero esto se lo digo a todos, a los armenios y los azerbaiyanos. Quizás no se ponen de acuerdo sobre las modalidades de hacer la paz y sobre esto se debe trabajar. Más que esto no sé qué decir. Diré lo que en el momento me vendrá al corazón, pero siempre en positivo, tratando de encontrar soluciones que sean visibles, que vayan adelante”.

Con respecto a la pregunta si hay dos papas, basada en las declaraciones del Prefecto de la Casa Pontificia, Mons. Georg Ganswein, que sugirió que había un ministerio petrino compartido con un Papa activo y otro contemplativo, el Papa Francisco respondió: “Hubo una época en la Iglesia que hubo tres… Benedicto es Papa Emérito… Hace 70 años no existían los obispos eméritos y hoy los hay… pero con este alargamiento de vida se puede regir una Iglesia a cierta edad, con achaques ¿o no? Y él con coraje, con oración y también con ciencia, con teología ha decidido abrir esta puerta y creo que esto es bueno para la Iglesia”.

A la pregunta si estaba preocupado por el hecho de que el Brexit podría llevar a la desintegración de Europa y eventualmente a la guerra, respondió: “¡La guerra ya está en Europa! Además, hay un aíre de división, no sólo en Europa, sino en los mismos países. Recuerde Cataluña, el año pasado Escocia… Estas divisiones no digo que sean peligrosas, pero digo que debemos estudiarlas bien y antes de dar un paso adelante para una división, hablar bien entre nosotros y buscar soluciones viables”.

Por último, con respecto a lo que muchos dijeron que la comunidad cristiana tiene que ver algo con este odio hacia las personas en los días siguientes de la masacre de Orlando, comentó: “Yo repetiré lo que dije en el primer viaje y también repito lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica: que no deben ser discriminados, que deben ser respetamos acompañados pastoralmente. Se puede condenar, pero no por motivos ideológicos, sino por motivos de comportamiento político, ciertas manifestaciones ofensivas para los demás. Pero esto son cosas que no tienen que ver con el problema: si el problema es una persona que tiene esa condición, que tiene buena voluntad y que busca a Dios, ¿quiénes somos nosotros para juzgarla?”

Yo creo que la Iglesia no sólo debe pedir a esta persona que es gay, a la que ha ofendido, sino que debe pedir excusas a los pobres también, a las mujeres y a los niños explotados en el trabajo. Debe pedir excusas por haber bendecido tantas armas. La Iglesia debe pedir excusas por no haberse comportado tantas veces y cuando dijo Iglesia quiero decir los cristianos. La Iglesia es santa, ¡los pecadores somos nosotros! Los cristianos debemos pedir excusas por no haber acompañado tantas elecciones, tantas familias”, concluyó el Obispo de Roma.

Antes de volver al Vaticano, el Santo Padre se dirigió como de costumbre, a la Basílica de Santa María La Mayor para agradecer a la Virgen por el haber llegado con bien de su viaje apostólico.

“Me siento feliz de haber visitado Armenia, el primer país que abrazó la fe cristiana, y doy las gracias a todos por la calidad acogida, manifestó el Papa Francisco a través de su cuenta de Twitter.

@yoinfluyo

amanjarrez@yoinfluyo.com

@arturomloficial


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar