Últimas noticias:

Plantea Scholas inclusión social para humanizar las relaciones

Empoderar a la sociedad civil ayuda a generar planes y programas en beneficio directo, pero sobre todo fortalece la inclusión social que hace que las personas adquieran su rol de personas y no de mercancía, establecieron empresarios, académicos y funcionarios públicos que participan en el IV Congreso Mundial de Scholas “Responsabilidad Social Educativa, un compromiso de todos los actores”, que se realiza en el Vaticano.


Educar para los demás


Como parte del Congreso educativo fueron dadas a conocer las iniciativas que en Argentina, Italia y Brasil ya fructifican orientando políticas públicas e inversiones industriales, todo ello orientado a movilizar a las personas sobre proyectos  de beneficio propio y comunitario.

El reto, dijeron los expositores, es que en este momento cuando prevalece la tentación de algunos gobiernos por tener un absoluto control social, se empodere a la sociedad para lograr una visión compartida de Estado-sociedad, expusieron en el bloque Scholas y Políticas Públicas, el historiador Celio Turino y el especialista Luis Vitullo.

Por su parte, José María del Corral, Director mundial de Scholas  dijo que el egoísmo es la mayor dificultad de todo proyecto que desee cambiar al mundo, al tiempo de dar paso a las iniciativas que en Argentina, Italia y Brasil ya fructifican orientando políticas públicas e inversiones industriales como estrategia de integración de la sociedad, en particular los jóvenes cuyo sector es el que más resiente la exclusión.

“¿Cuál es la mayor dificultad? Es el egoísmo. Ese desafío de lograr un aula que integre a todos, hace necesario que todos puedan vencer ese protagonismo individual. Es en el otro, en la alteridad, donde se puede lograr la unidad; lo otro es uniformidad por decreto”, advirtió Del Corral.

Estos conceptos los tienen claros los miembros de la Federación de Empresarios de Río de Janeiro, Brasil, cuyos afiliados desarrollan el Proyecto FIRJAM en Ciudadanía y construcción solidaria.

María Lucía Telles, directora del Sistema FIJAN, explica que tras la recuperación de las favelas cariocas del control de grupos criminales y narcotraficantes fue necesario un proyecto que mejorara la condición de vida de los habitantes.

“Persistían los problemas de la ciudad de Río, para combatir el crimen organizado. La entrada en favelas por parte de las Unidades Policiales de Pacificación no podían solo eliminar las actividades delictivas sino desarrollar servicios y desarrollo”.

Ahora, más de 104 organizaciones laborales mantienen una red de servicios que van desde el favorecimiento de la educación y la cultura, hasta el deporte y el entretenimiento.

Las diez mil compañías asociadas auxilian a 200 mil estudiantes en 41 comunidades pacificadas. “Damos más de un millón 127 de atenciones concretas ya sea en infraestructura, agua, drenaje, basura, gas, propiedad, impuestos, y asistencia jurídica, educación, básica y profesional, prevención de salud, cultura, deporte y desarrollo económico microempresas”.

El Sistema FIJAN es un modelo pionero desde la iniciativa privada que involucra políticas para que las empresas extiendan sus políticas de responsabilidad y vinculación social.  Las más de 10 mil compañías asociadas, atienden a 20 mil estudiantes en las comunidades recientemente liberadas del narcotráfico en las favelas.

Las iniciativas presentadas en el congreso fueron celebradas por el decano de estudios de la Universidad de LUMSA, Italo Fiorin, puesto que “el reto de la educación es que la escuela está frente a una sociedad cambiante, hay un desafío al modelo mismo porque el progreso científico y tecnológico no auxilia los desafíos de la pobreza o la injusticia”.

Fiorin aseguró que los desafíos educativos son entrar en la lógica de la globalidad, el mercado, los medios y las transformaciones pero sin perder la mirada de la responsabilidad social, de lo contrario “acudiríamos a un doble riego, el de la masificación y el de la pérdida de la identidad, porque la persona es reducida a ser de consumo”. 

Finalmente, Alessandra Minnicelli, presidenta del Observatorio de Responsabilidad Social (FORS) llamó a que se logre la conciliación de lo económico con la naturaleza y con las personas: “porque si no se armoniza corre el riesgo de perjudicar a los otros, la tarea que toca es armonizar los objetivos de rentabilidad con los de desarrollo y ecología”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar