Últimas noticias:

Usó EU a jóvenes para crear oposición en Cuba: AP

Una investigación realizada por la agencia noticiosa Associated Press (AP) revela que, al menos en los dos últimos años, recién instalada la administración de Barack Obama, la agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) emprendió un programa de jóvenes viajeros, basado en Costa Rica, para fortalecer a la oposición política cubana.


Se mantiene la dictadura de los castro en Cuba


La USAID habría contratado también los servicios de la firma Creative Associates International, con sede en Washington, para provocar disenso entre los cubanos, como parte de un programa cívico en contra del gobierno comunista de Cuba.

De acuerdo con documentos internos obtenidos por la AP y entrevistas realizadas en seis países distintos, fue con este objetivo que la USAID envió a una docena de jóvenes inexpertos de Venezuela, Costa Rica y Perú, quienes se hicieron pasar por turistas cuando estaban en los campus universitarios cubanos y, en un caso, creyeron que montar un taller de prevención del VIH era "la excusa perfecta" para reclutar para su causa a activistas políticos.

Como parte de este programa, y no obstante que uno de sus contratistas, Alan Gross, había sido detenido por las autoridades cubanas, la USAID, a través de Creative Associates, contrató a Fernando Murillo, joven carismático jefe de una organización de derechos humanos en Costa Rica llamada Fundación Operación Gaya Internacional, con la misión de convertir a los apáticos jóvenes cubanos en actores políticos efectivos.

Con esta consigna, Fernando Murillo se dirigió a Santa Clara, una ciudad ubicada a tres horas de La Habana, donde se conectó con un grupo cultural que se hacía llamar "Revolución", una modesta agrupación de artistas que se dedicaban a la música electrónica y la producción de vídeo.

“A través de esta iniciativa se pretende fortalecer a la sociedad civil desde el sector juventud, con el fin de que ésta asuma el proceso de transformación de su propia sociedad. Esto se plantea inicialmente en la Provincia de Villa Clara en el Municipio de Santa Clara, y aledaños, para ser reproducido posteriormente en otras provincias de Cuba”, revela un documento oficial estadounidense proporcionado por el propio Alberto Arce, corresponsal de AP, en su cuenta de Twitter.

Fue ahí, en Santa Clara, donde a Fernando Murillo se le ocurrió que un taller de prevención del VIH podría servir para atraer a los jóvenes cubanos, lograr que solucionaran un problema y hacerles ver que ellos eran dueños de su propio destino, y de esta manera ir expandiendo la estrategia por toda Cuba.

Y, mientras Murillo y otros viajeros costarricenses se centraron en montar el taller de prevención de VIH y otros programas, los jóvenes viajeros venezolanos y peruanos fueron enviados a las universidades de Cuba, con el objetivo de reclutar a estudiantes que en el largo plazo se volvieran en contra de su gobierno.

No obstante todo el sigilo con el que pretendían estar haciendo su trabajo, un informe de seguridad sugirió que las autoridades cubanas se habían dado cuenta que Estados Unidos estaba usando a jóvenes en vez de miembros conocidos de la oposición, que ya son mayores. Y fue así que Irving Pérez, un gerente de Creative Associates, el 3 de septiembre de 2010 convocó a una reunión por Skype para anunciar un cambio de estrategia.

"Nuestro programa no va a impulsar más viajes a la isla, o al menos no como columna vertebral de la operación", dijo Pérez a los viajeros en la charla por Skype. Varias de las asignaciones de dinero se eliminarían, entre ellas la de los venezolanos, y sólo se apoyaría a ciertos "contactos estrella" cubano, unos, para que recibieran una visa de salida y capacitarlos en otro país; otros cubanos que quedaban en la isla recibirían pagos en efectivo (a través de las llamadas “mulas”) para financiar las actividades de reclutamiento.

A la fecha, no hay evidencia de que este programa efectivamente hubiera creado un movimiento político en contra del actual gobierno del presidente Raúl Castro. La empresa Creative Associates declinó hacer comentarios al respecto y refirió cualquier pregunta a USAID.

USAID, por su parte, dijo que “trabaja con grupos de jóvenes independientes en Cuba en proyectos de servicio comunitario, de salud pública, de artes y en otros temas que involucran al público, de conformidad con nuestros programas de fomento de la democracia en todo el mundo".

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar