Últimas noticias:

En lugar de muros, visión de unión: Otto Pérez

Con el propósitos de proteger y salvaguardar los derechos humanos de los migrantes que ingresan y transitan por la frontera sur de México, así como ordenar los cruces internacionales para incrementar el desarrollo y la seguridad de la región, el presidente Enrique Peña Nieto puso en marcha el Programa Frontera Sur.


Migrantes prioridad en la agenda de EPN


Acompañado por su homólogo de Guatemala, Otto Pérez Molina, y algunos funcionarios mexicanos como Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, así como los gobernadores, Manuel Velasco, de Chiapas; Arturo Núñez, de Tabasco; Roberto Borge, de Quintana Roo, y Fernando Ortega, de Campeche, el presidente Peña Nieto expuso en el Punto Interno de Inspección Integral ubicado en el municipio de Catazajá, en Chiapas, las cinco líneas de acción de dicho programa:

El primer eje será instaurar un paso formal y ordenado a través de la entrega de tarjetas de Trabajadores Fronterizos y Visitantes Regionales a ciudadanos de Guatemala y Belice, en una primera etapa, y más tarde extenderla a hondureños y salvadoreños. Los visitantes podrán permanecer hasta 72 horas por cada cruce fronterizo que realicen.

En el caso del documento para trabajar, éste permitirá que las personas desarrollen su actividad económica en 81 municipios de las cuatro entidades limítrofes con la frontera: Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

“Esta medida permitirá dar certidumbre a la estancia temporal de los migrantes, favorecerá la convivencia entre los habitantes de nuestros países y fortalecerá los intercambios de información entre autoridades. A fin de que su paso por nuestro territorio sea ordenado y seguro, los agentes del Instituto Nacional de Migración y todas las demás autoridades habrán de velar por el absoluto respeto a los derechos de los portadores de esta tarjeta”, apuntó el mandatario mexicano.

La segunda medida se refiere a la seguridad de los migrantes, la cual será incrementada a partir de la mejora en la infraestructura. Para ello, se transformarán los cinco puntos de revisión aduanales en Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo, donde habrá presencia de servidores públicos del Instituto Nacional de Migración, del SAT, de la Secretaría de Salud, del Sistema Nacional DIF y de Sagarpa, así como de elementos de la Sedena, Marina y de la Policía Federal.

El presidente Peña Nieto advirtió que se redoblarán esfuerzos para combatir a las bandas del crimen organizado que “han atacado y lastimado de manera sistemática a la población migrante y a los habitantes de la región”.

La tercera acción tiene que ver con reforzar la protección social y de salud para aquellos migrantes, en particular menores de edad, que sean detectados en territorio nacional.

La cuarta línea de acción se refiere a la corresponsabilidad regional. Con ella, México se compromete a asegurar la puesta en marcha del mecanismo especial para la atención de las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados, en el que también participan El Salvador, Estados Unidos, Guatemala y Honduras.

La quinta línea de trabajo de este programa fronterizo contempla la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, adscrita a la Secretaría de Gobernación, que tendrá por tarea el establecer la coordinación de los esfuerzos interinstitucionales que se realizan en la frontera sur del territorio mexicano para alcanzar los objetivos señalados: brindarle atención y ayuda humanitaria al migrante, y garantizar el estricto respeto a sus derechos humanos.

En su turno, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, resaltó que el Programa Frontera Sur es “un ejemplo de cómo se pueden mejorar el trato a los migrantes y las relaciones entre dos pueblos que tradicionalmente han sido hermanos”. Subrayó que con la iniciativa federal se concretan acciones en búsqueda de un objetivo fundamental: una frontera próspera, moderna, segura, con flujos migratorios ordenados y con pleno respeto a los derechos humanos.

Tras reconocer que el surgimiento de la crisis humanitaria generada en la región por la migración, particularmente de niños, niñas y adolescentes no acompañados, impacta fuertemente a México y los países centroamericanos, el mandatario guatemalteco elogió la visión del presidente Peña Nieto, que “en lugar de estar poniendo muros, obstáculos y dificultades, lo que hace es tener una visión de unión”; una visión de desarrollo, humanitaria y de estrechar la cooperación y el comercio entre ambos pueblos.

Los dos mandatarios hicieron entrega de 10 tarjetas de Trabajador Fronterizo y cinco tarjetas de Visitantes Regionales a ciudadanos guatemaltecos.

@aledesmaso

@yoinfluyo

aledesma@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar