Últimas noticias:

Una oleada racista en EU crece de forma alarmante: Obispo

El Obispo Auxiliar de Durango, Enrique Sánchez Martínez, hizo un llamado de alerta sobre el aumento considerable que reporta el flujo de niños migrantes hacia Estados Unidos, sin compañía.


Migración problema del siglo XXI


Explicó que en el 2011 ingresaron ilegalmente a territorio norteamericano unos 6 mil infantes, pero a finales de este año la expectativa revela que el número podría llegar a 90 mil y para el 2015 a 150 mil. “Esto se ha convertido en un problema urgente que buscan contener los países de Centroamérica, México, Estados Unidos y Canadá”, agregó.

En su mensaje dominical, Sánchez Martínez sostuvo que el fenómeno migratorio que se verifica en la actualidad nos afecta a todos, aun cuando la mayoría de los estudios recientes sobre migración muestran que en los últimos años se ha reducido el flujo de migrantes adultos hacia el vecino país del norte.

Explicó que la crisis económica de Estados Unidos es lo primero que ha repercutido, al manifestarse en el cierre de "oportunidades" por la crisis financiera que ha llevado a una disminución del empleo en sectores clave para los inmigrantes mexicanos, tales como la construcción y la manufactura de alimentos. “Esto se expresa en un incremento del desempleo abierto de la población latina, una caída de los ingresos de los hogares de inmigrantes, y un creciente porcentaje de latinos que perciben un deterioro en sus condiciones de vida”, aseveró.

El Obispo Auxiliar de Durango señaló que también ha incidido en el flujo migratorio la suspensión de acuerdos o leyes que regularicen la situación migratoria de los indocumentados. “El presidente Barack Obama ha afirmado que la reforma de la inmigración sigue teniendo máxima prioridad para su gobierno, pero, culpó a los legisladores republicanos en el Congreso por no sumarse a los demócratas para respaldar un proyecto de ley que trataría la llegada masiva de extranjeros a Estados Unidos y se ocuparía de las personas sin permiso de residencia que viven ya en Estados Unidos”, abundó.

Reforma migratoria debe tomar en cuenta a México

En este sentido, el Obispo Enrique Sánchez Martínez argumentó se requiere una reforma migratoria que regularice la situación en la que viven los millones de migrantes ilegales que trabajan en Estados Unidos. “Pero debería ser una reforma que tomara en cuenta la opinión de los distintos países cuyos nacionales se encuentran en Estados Unidos y no, como ha sido hasta ahora, una decisión unilateral, que contempla sólo parcialmente algunas modalidades o grupos específicos de migrantes”, aclaró.

Fue más allá al precisar que otro de los temas que afecta el flujo migratorio es el surgimiento y aprobación de leyes anti inmigrantes en diversos estados de Norteamérica. “Una oleada racista en Estados Unidos crece de forma alarmante, se han presentado 600 iniciativas de leyes parecidas a la célebre SB1070 de Arizona, la cual criminaliza la emigración. En esos proyectos de leyes se convierte en delito albergar a un emigrante, aunque se trate de un familiar; se permite que a cualquier ciudadano se le verifique su estatus en el país y se niega la validez de la matrícula consular”.

Sánchez Martínez resaltó que la deportación masiva de los indocumentados afecta la entrada de migrantes a los Estados Unidos. “Operativos al interior de las ciudades en zonas de vivienda y trabajo, detención en las calles de aparentes delincuentes (familias con tiempo allá y trabajadores). Medidas de seguridad en la frontera con México, como la electrificación y un mayor control se ensayan, se modifican y se incrementan. Repatriación en calma al país de origen, bajo acuerdos y con la vigilancia de cónsules”, detalló.

Finalmente, recordó que en el año 2011 el ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) deportó a 396 mil 906 personas, la mayor cifra, en la cual se indica que el 90 por ciento de todos los extranjeros deportados estaban en una de las categorías prioritarias del ICE para el control (criminales, 54.6 por ciento; transgresores reincidentes de leyes de inmigración, 19.6 por ciento; personas que acaban de cruzar la frontera ilegalmente, 11.6 por ciento; fugitivos de inmigración, 4.7 por ciento; otros extranjeros deportados, 9.5 por ciento).

El Instituto Nacional de Migración (IMM) de México, por su parte, reveló que más de 322 mil inmigrantes indocumentados mexicanos fueron deportados de Estados Unidos en el 2013, de forma “segura, humana y ordenada" y de entre ellos casi 16 mil 900 corresponden a menores de edad.

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar