Últimas noticias:

Buscan sepultura digna a bebés no nacidos en Paraguay

“Estamos muy emocionadas como grupo que ya tengamos la aprobación en general… y el 14 de diciembre esperamos poder celebrar ya la media sanción completa al ser aprobado cada articulo del proyecto de ley”, dijo para Yo Influyo, Patricia Coronel, coordinadora de “Un mismo corazón, un mismo sentir”, que promovió ante la diputada Olga Ferreira, de la República de Paraguay, una iniciativa que permitiría “lograr los derechos como padres de poder darle una sepultura digna a nuestros hijos y que se respete por fin el derecho de los bebés no nacidos de tener una identidad y de poder tener una sepultura digna”.



El 23 de noviembre se aprobó en lo general por la Cámara de Diputados de Paraguay el proyecto sobre “el libro de defunciones de concebidos no nacidos”, por el que se permitiría a los bebés fallecidos durante el tiempo de la gestación, contar con nombre y apellido, que sus restos sean entregados a sus padres, sin criterios de peso o tamaño, así como el registro de estas defunciones intrauterinas.

Dicho proyecto fue presentado por los diputados Olga Ferreira y José María Ibáñez el pasado mes de octubre, que tiene como antecedente las gestiones de la asociación “Un mismo corazón, un mismo sentir”. Durante la discusión, la legisladora Ferreira dijo que Austria ya cuenta con una legislación en esta materia. En el mismo sentido, el diputado Ibáñez puntualizó que lo que se pretende es que se identifique a estos seres humanos, fallecidos antes del nacimiento, lo cual es conforme a la Constitución de la República que reconoce “el derecho a la vida desde el momento de la concepción”.

La Constitución de la República del Paraguay, en el Artículo 4 a la letra dice:

“Del derecho a la vida”

El derecho a la vida es inherente a la persona humana. Se garantiza su protección, en general, desde la concepción. Queda abolida la pena de muerte. Toda persona será protegida por el Estado en su integridad física y psíquica, así como en su honor y reputación. La Ley reglamentará la libertad de las personas para disponer de su propio cuerpo, sólo con fines científicos o médicos”.

La discusión del proyecto se encontraba prevista para el 9 de noviembre, pero fue aplazada hasta el día 23, cuando efectivamente fue aprobado en lo general, pero se ha aplazado la discusión en lo particular a instancias de otros diputados, como Ramón Romero quien opinó que se habrían de modificar un par de artículos del Código Civil, o de Bernardo Villalba, quien pese a mostrarse a favor del proyecto, pidió hacer un análisis de técnica jurídica. La discusión se aplazó 22 días, hasta el 14 de diciembre, en lo particular.

Coronel, comentó en el momento de la presentación del proyecto en octubre, que la propuesta ayudaría a devolver la dignidad de las familias y a los menores fallecidos en el vientre materno.

Con el resultado obtenido en la Cámara de Diputados este 23 de noviembre, Coronel escribió en su cuenta de Twitter: “a seguir trabajando para que el 14 de diciembre todo salga a pedir de boca #yonoteolvido #unmismocorazonunmismosentir”

Una vez aprobada la iniciativa por los Diputados, deberá ser analizada por la Cámara de Senadores, y Patricia Coronel espera que se apruebe sin cambios, por lo que están tratando de cuidar los detalles.

Por su parte Maricarmen Alva, del Instituto IRMA, Instituto para la Rehabilitación de la Mujer y la Familia A.C., comentó con este medio que tal iniciativa es “una gran oportunidad” para modificar nuestra forma de pensar y abrirnos al reconocimiento de la pérdida de un hijo, “y a no relativizar el dolor”. Agregó que los padres deben tener derecho “de un espacio para honrar y llorar a sus hijos” conforme a sus creencias.

IRMA A.C. ha acuñado la frase “hay algo más doloroso que tener un hijo… no tenerlo”, ellos conocen perfectamente la problemática que desarrollan sus beneficiarios, los que por distintas razones perdieron un hijo durante la gestación. Por esto, Alva considera que sin importar si estas pérdidas son espontáneas o voluntarias, todas son pérdidas que lastiman, y que para poder procesar un duelo sano, es importante materializar las pérdidas, para lo cual la sepultura es de gran ayuda.

Además, que el apego que se genera entre madre e hijo se da incluso a nivel celular, lo que va más allá de lo social o de la propia percepción personal. Además, este tipo de proyectos son una oportunidad de mejora como sociedad, que permitiría llevar mejores controles de salud pública, concluyó Alva.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar