Últimas noticias:

¿La sorpresiva victoria de Donald Trump en Estados Unidos?

Cuando el 16 de junio de 2015 el empresario inmobiliario Donald Trump anunció su aspiración a la candidatura presidencial de Estados Unidos por el Partido Republicano, la mayoría de analistas políticos, medios de comunicación y miembros de la clase política lo tomaron a burla… ahora será el presidente número 45 de los estadounidenses.



Donald Trump es un neoyorkino de 70 años, hijo de Mary Anne MacLeod y Fred Trump, familia de origen escocés y alemán avecindada en el barrio de Queens a principios del siglo XX, que construyó un negocio de bienes raíces que heredara a principios de la década de los setenta, y que en combinación con su personalidad y visión de los negocios, acumulara una gran fortuna al crear la Trump Organization, especializada en compra y venta de grandes hoteles y casinos.

Trump no tiene carrera política, pero había participado como financiero de las campañas presidenciales de los republicanos Ronald Reagan (1980, 1984), John McCain (2008), Mitt Romney (2012), así como en campañas de candidatos tanto demócratas como republicanos para gobernadores, legisladores y alcaldes, como Rudolph Giuliani, de Nueva York.

Ya en 1988, 2004 y 2012 había anunciado informalmente su aspiración presidencial por los republicanos, pero sólo había participado en el año 2000 en las elecciones primarias del Partido de la Reforma, ganando incluso en el estado de California.

Pero Trump sí era conocido como un personaje de la televisión, pues en 2004 comenzó un reality show llamado “El Aprendiz”, donde aspirantes a empresarios tenían que pasar pruebas donde él los evaluaba; y también porque compró los derechos de Miss Universo y otros espectáculos masivos, donde se daba a notar.

El ahora presidente electo ganó primero la nominación de la candidatura republicana, dejando en el camino a políticos experimentados como Jeb Bush (ex gobernador de Florida), Ted Cruz (senador), Marco Rubio (senador), John Kasich (gobernador de Ohio), Jim Gilmore (ex gobernador de Virginia), Chris Christie (gobernador de New Jersey), Rand Paul (senador), entre otros.

El 21 de julio de 2016 aceptó la candidatura republicana después de ganar 1,725 delegados en su respectiva convención, superando los 1,237 necesarios para la nominación, rompiendo el esquema de la cúpula del partido, que tardó en asimilar a su candidato.

Desde un primer momento, Donald Trump fue sumamente agresivo en sus declaraciones, siendo los mensajes discriminatorios y misóginos los más llamativos para la prensa, que en gran medida empezó a dar seguimiento a lo que se vislumbraba como un fenómeno de un apolítico, un anti sistemático que daba un fuerte golpe en la mesa de la clase política tradicional.

Es presbiterano, casado en tres ocasiones; la primera esposa es la checa Ivana Zelníčková, con quien tuvo tres hijos (Donald Jr, Ivanka y Erick); la segunda esposa es Marla Maples, con quien tuvo una hija (Tiffany); y su actual esposa, la modelo eslovaca Melania Knauss, con quien tiene un hijo (Barron). También tiene 8 nietos, cinco de su hijo Donald Jr. (Kai Madison, Donald John III, Tristán Milos, Spencer Frederick y Chloe Sophia) y tres de su hija Ivanka (Arabella Rose, Joseph Frederick y Theodore James).

También Donald Trump tuvo como eje central de su discurso la frase "Make America Great Again" (Haz América buena de nuevo), mostrando un fuerte nacionalismo que también se reflejó en su serie de propuestas que iban desde la construcción del muro fronterizo, renegociar el Tratado de Libre Comercio con Canadá y México, cobrando más impuestos al comercio chino e impulsando el liderazgo bélico del país de las barras y las estrellas.

Encuestas y sondeos de opinión iban arrojando durante toda la campaña resultados que daban siempre ventaja a la candidata demócrata, Hillary Clinton, quien presumía experiencia política como Senadora y Secretaria de Estado, además de contar con el apoyo del presidente Barack Obama, así como de intelectuales, artistas, deportistas, líderes sindicales y activistas LGBTTTI, entre otros.

Trump no buscó los apoyos espectaculares, sólo fue consistente en prometer que Estados Unidos sería otra vez “una gran nación”; fue a un electorado que dejó de participar desde hace años, cuando perdió empleo, patrimonio y fe en la clase política. La fórmula planteada por el magnate fue responsabilizar a las minorías y a las políticas públicas de los demócratas.

Después de tres debates, de acusaciones mutuas y de escándalos de ambos candidatos, el electorado norteamericano salió a votar y decidió que Donald Trump tome protesta el próximo 20 de enero como el nuevo presidente de Estados Unidos y dio como mensaje que la nominación de Hillary Clinton por parte del Partido Demócrata representó al político tradicional estadounidense que no gusta más a una población que no cree en los mismos de siempre.

@yoinfluyo

gtorres@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Comentarios  

#1 Arturo Manzo-Fontes 10-11-2016 09:38
Romper los arquetipos políticos de hoy en día es sumamente difícil. Pero vemos cómo una sociedad como la de EU decide no más por los mismos políticos y la misma verborrea falsa y llena de intereses particulares. Han elegido a un candidato diferente, ¿un riesgo?, posiblemente. Pero los estadounidenses han decidido ir en otra dirección. Hay que desearles toda la fortuna necesaria, y vigilar que este nuevo presidente proteja a la persona, la familia y los valores fundamentales que comparte con la bimilenaria tradición cristiana y que tánta falta hace hoy en día.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar