Últimas noticias:

Oposición venezolana cuestiona debate en OEA sobre presunto diálogo

Caracas, 21 Jun (Notimex). – La oposición venezolana consideró hoy que en la Organización de Estados Americanos (OEA) se pretende vender un presunto diálogo político con el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando las conversaciones son inexistentes. La coalición opositora venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD) insistió en reclamar la validez de convocar un referendo revocatorio del mandato presidencial de Maduro.


OEA; Venezuela, MUD


A través de un comunicado, la MUD fijó su posición respecto a la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA en la que el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero presentó un informe sobre su trabajo de facilitación del diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana.

La MUD puntualizó que “cualquiera que sea el mecanismo constitucional y político que se escoja para lograrlo, en Venezuela es urgente un cambio democrático, pacífico y electoral en la conducción de sus destinos”.

Acusó al gobierno de ser incapaz de “resolver la crisis generada por sus políticas erróneas y su inmensa corrupción”.

“Crisis que padecemos todos los venezolanos sometidos desde hace varios años al empobrecimiento continuado, a la inseguridad atroz y a la creciente escasez de alimentos y medicinas, llegando hoy a esta situación, a niveles de tragedia humanitaria”, recalcó.

Agregó que la sociedad venezolana en su inmensa mayoría “clama por un cambio urgente, pacífico y democrático”.

“Reafirmamos la importancia de la activación de la Carta Democrática, como mecanismo que ayude a resolver la crisis venezolana de manera pacífica y restablecer el orden constitucional que el gobierno de Nicolás Maduro ha alterado”, indicó.

Señaló que el Gobierno venezolano convocó una reunión previa del Consejo Permanente de la OEA para “intentar vender un presunto ‘proceso de diálogo', hasta la fecha inexistente, con el objetivo de frenar la activación del artículo 20 de la misma (la Carta Democrática), instrumento suscrito por todos los países de América en 2001".

“Manifestamos nuestra profunda preocupación porque un futuro y necesario proceso de diálogo efectivo con apoyo internacional, se puede ver obstaculizado por la participación de mediadores en una iniciativa convocada solo por una de las partes”, advirtió.

La MUD recalcó que los requisitos para el diálogo pasan por el respeto a la Constitución y en ella “están claramente establecidas las reglas para convocar el referendo revocatorio, el cual estamos activando no con pocos obstáculos por parte de un Gobierno al que el pueblo no quiere y por lo que está ejerciendo su derecho a revocarlo".

“Asimismo hemos dicho que cualquier agenda para un diálogo genuino y útil debe incluir la libertad de los presos políticos, el retorno de los exiliados y el cese a la represión, y el respeto a la Asamblea Nacional”.

Además de “allanar los obstáculos que el gobierno, a través de sus agentes electorales y judiciales, ha puesto al normal desarrollo del referendo revocatorio y facilitar la apertura de los canales para que la ayuda internacional pueda socorrer a los venezolanos sin medicinas ni alimentos, víctimas de la crisis humanitaria provocada por el Gobierno", indicó.

La coalición opositora aseveró que hasta el momento no se han establecido reglas claras para ningún diálogo ni negociación.

Indicó que en Venezuela “es evidente que ha habido una alteración del orden constitucional y que la soberanía popular ha sido violentada, lo que impide el necesario equilibrio de poderes".

Señaló que el diálogo debe realizarse en forma efectiva y transparente, con un “equipo mediador de alto nivel acordado por las partes, respeto a los interlocutores, cese de las agresiones, violaciones a la Constitución y con una agenda acordada”.

El presidente venezolano convocó al diálogo al jefe de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, a quien llamó “jefe supremo” de la oposición.

Ramos Alluo replicó que la oposición no tiene jefe y que no caerá en la trampa de aceptar el diálogo con el gobernante.

Maduro dijo en fecha reciente que sus condiciones para el diálogo son: un acuerdo de convivencia con la Asamblea Nacional, con mayoría opositora, la instalación de una comisión de la verdad para investigar los incidentes violentos en los últimos años y que la oposición renuncie a la violencia en “todas sus formas”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar