Últimas noticias:

La extraña visita de Barack Obama a Cuba

Pasaron 88 años para que un presidente en funciones de Estados Unidos visitara a la isla más polémica del mar Caribe: Cuba.


Viaje Cuba


El domingo 20 de marzo, Barack Obama llegó a La Habana para tener una gira en el país donde apenas en junio de 2015 restableció relaciones diplomáticas: el territorio de los hermanos Castro.

Obama calentó el ambiente con la colocación en twitter de la frase “¡Qué bola Cuba!”, que es muy común en la isla, además de participar en un sketch con el cómico cubano Pánfilo.

Ante una lluvia que no dejaba de caer, el presidente 44 de la Unión Americana llegaba con su esposa Michelle y sus hijas Sasha y Malia. Fue recibido por el Canciller cubano, Bruno Rodríguez, y por el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas. Un ambiente frío que refleja el estilo de los Castro para cuestiones diplomáticas.

La primera escala fue una reunión con diplomáticos y sus familias en un hotel, donde habló de la oportunidad histórica para relacionarse con el pueblo de Cuba. Posteriormente fueron a La Habana Vieja, donde se reunió en la Catedral con el Cardenal Jaime Ortega, pieza fundamental para el restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

El 21 de marzo, Obama fue a la Plaza de la Revolución, donde primero dejó una ofrenda floral en homenaje a José Martí, para posteriormente ser recibido por el presidente Raúl Castro.

Después del canto de los himnos, vinieron el diálogo y los mensajes. Los temas principales fueron la democracia, los derechos humanos, el embargo y las relaciones diplomáticas entre ambos países. Obama fue claro: los valores son universales y no exclusivamente de los norteamericanos.

“Destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo; reconstruirlo sólidamente es una tarea mucho más larga y difícil”, fue la respuesta del presidente cubano Raúl Castro. Después, retó sobre la existencia de presos políticos en la isla. “Si existen, hoy mismo los libero”, dijo. El cierre de ese día fue con una cena en el Palacio de la Revolución.

El martes 22 de marzo, la agenda de Obama inicio con un mensaje en el Gran Teatro (aquí lo puedes leer completo), en donde marcó su opinión respecto al restablecimiento de relaciones entre ambos países. Pero el atentado terrorista en Bélgica cambió la dinámica de todo el mensaje; aunque eso sí, en un español muy claro cerró con el “Sí se puede”, después de decir: “Podemos hacer este viaje como amigos, y como vecinos, y como familia: juntos”.

Después se dio el encuentro en privado dentro de la embajada norteamericana con un sector de la disidencia cubana. Aunque aún no hay mucha información sobre todo lo que se dijo fuera de cámaras, sí hubo un mensaje claro: “A menudo se requiere mucha valentía para hacer activismo en Cuba".

Entre los participantes estaban los activistas cubanos Bertha Soler, de las “Damas de Blanco”; Elizardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, y Guillermo Fariñas, entre otros.

Antes de partir de la isla caribeña, Obama presenció en compañía de su familia y de Raúl Castro el partido de béisbol entre los Mantarrayas de Tampa Bay y la selección nacional de Cuba.

El partido fue ganado por los norteamericanos.

@yoinfluyo

gtorres@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar