Últimas noticias:

Revisa Obama programa para profesionales cubanos de salud

“El programa ha sido puesto bajo revisión ahora”, declaró a la agencia Reuters Ben Rodhes, asesor de Seguridad Nacional del presidente, refiriéndose al conocido Parole, que especialmente beneficia a profesionales cubanos de la salud.


Caso Cuba


Rodhes, también diputado y miembro del equipo presidencial durante las negociaciones secretas con el gobierno cubano, agregó que “es una política inusual, nosotros evaluamos en su totalidad las relaciones (con La Habana), y esta es una de las cosas que sentimos de lo peor. Se trata de algo creado por la rama ejecutiva y por tanto puede ser removido por el Presidente”, terminó explicando el alto funcionario a la agencia alemana.

El gobierno de Raúl Castro dictó a finales del año pasado medidas restrictivas que obligan a un permiso especial para salir del país, tratándose de médicos, enfermeras y otros graduados del sector, cuando intentan salir del país por motivos fuera de los contratos laborales auspiciados gubernamentalmente.

Un Psicólogo que pidió no ser identificado insiste en la repercusión contraproducente de la medida: “Muchos no deseamos quedarnos en otro país, resulta largo el proceso de nueva habilitación, además de múltiples motivaciones individuales. El caso es que al cerrarse el camino, si a base de paciencia e hipocresía te ganas el viaje, entonces será expedito acogerse al Parole norteamericano”.

Lo cierto es que, de acuerdo a las estadísticas del U.S. Departament of Homeland Security,  desde 2006, cuando George W. Bush implantó el referido estatuto, 7 117 profesionales cubanos de la salud se han acogido al mismo. Especialmente el pasado año la cifra fue alarmante para los planes estatales en Cuba, 1 663 galenos y enfermeras en su mayoría terminaron “bajo palabra”, con ayuda de Washington.

La actitud del régimen castrista ha variado a lo largo de su prolongada existencia: Inicialmente, denuncia el robo de casi la totalidad de los profesionales; posteriormente la arrogancia, dado que hemos graduado a decenas de miles, y ahora muchos de ellos prestan servicio en más de 50 países, y finalmente priman los lamentos dado que La Ley de Ajuste, complementada por el programa Parole, incita al éxodo masivo, afectando servicios básicos de salud en el país.

Salta a la vista la rotunda negativa a reducir la materia humana exportada, considerada estadísticamente uno de los tres renglones principales de ingresos del país, junto a las remesas desde el exterior y el turismo.

Queda en pie, entre otras manifiestas contradicciones, el poco respeto de las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) hacia sus profesionales: En Venezuela son cambiados literalmente por petróleo, cobrando salarios ínfimos; en Brasil les pagan escasamente la cuarta parte de lo convenido entre gobiernos y, el colmo; los héroes del Ébola se arriesgaron e incluso varios de ellos perdieron la vida a cambio del estipendio diario.

La pregunta final es: ¿Continuará el actual presidente de Estados Unidos cerrando los ojos ante la escasa valoración de su par cubano en materia de derechos humanos elementales, como el justo pago por el trabajo a un graduado universitario lejos de su patria o restringiendo burocráticamente la libertad de moverse por el único planeta posible para todos?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar