Últimas noticias:

Piden a Obama resolver situación de familias migrantes

La práctica de detener a las familias de migrantes que huyen de la violencia en Centroamérica será una “mancha” en la herencia del presidente Barack Obama y en la imagen de Estados Unidos, afirman líderes religiosos que visitaron recientemente el centro de detención para familias en Dilley, Texas.



Kevin Appleby, director de las políticas migratorias de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), advierte que la práctica de la detención “tiene el potencial suficiente para deteriorar el legado del Presidente sobre el tema de la inmigración. Con una mano se da y con la otra se quita”.

En la nota recibida en la Agencia Fides se señala también que en la conferencia de prensa celebrada por la “Lutheran Immigration and Refugee Service” (LIRS), que forma parte del grupo que visitó el centro de detención en Texas, se planteó la cuestión de las organizaciones de asistencia a los inmigrantes que son una expresión de las entidades religiosas (6 de 9 en total). Se les acusa de no proporcionar atención sanitaria completa, según la ley estadounidense, que también incluye el aborto y el uso de anticonceptivos entre los adolescentes. De hecho, entre los migrantes hay varias jóvenes embarazadas como consecuencia de la violencia sufrida por los militares o por los criminales que se han aprovechado de su condición.

Uno de los grupos que insiste en este aspecto es la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que inicialmente trabajaba con Cáritas y otras entidades de confesión cristiana en favor de los migrantes, y que ahora las acusa de no dar asistencia médica a las jóvenes migrantes embarazadas. La USCCB reiteró que este enfoque va en contra de sus principios y los derechos de estas personas vulnerables.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar