Últimas noticias:

El ébola español

Desde que a la enfermera Teresa Romero se le detectó contagio de ébola, no se habla de otra cosa en España. ¿Cómo pudo ocurrir?, ¿han fallado los protocolos?, ¿no se cumplieron las normas de seguridad?, ¿deben derivarse responsabilidades políticas?


Ébola pone en evidencia a la izquierda en España


En el edificio donde vive la enfermera, más que miedo hay pánico. Porque, además, ya son seis las personas en observación. Dos podrían recibir el alta en breve. Lo único que sabemos es que la enfermera contagiada podría haberse tocado la cara con los guantes.

El asunto está en la portada de todos los medios y ocupa gran parte del debate político. Desde el Consejo Superior de la Enfermería se asegura que no se cumplieron los protocolos. Los trabajadores relatan que juntaban los guantes con el traje con cinta aislante y que recibieron un cursillo de apenas 20 minutos. ‘Pepe, Otero y Otilio, chapuzas a domicilio’.

¿Crónicas de color amarillo? Puede. Porque ocurre que al mismo tiempo varios países han pedido asesoría a España sobre los protocolos a aplicar para el transporte aéreo de un enfermo de ébola.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, se vio obligada a comparecer ante los medios. Si pretendía trasmitir tranquilidad, logró el efecto inverso. Su rostro era todo un poema: angustia y sensación de estar superada por las circunstancias. Las críticas le han obligado a convocar a los responsables de Sanidad de las CCAA y a comparecer a diario para ofrecer información. A lo Ángel Acebes en el 11M. Todo un ‘streap-tease’ informativo… Y como Acebes, ella se deja enterrar…

La única buena noticia para Mato es que la Comisión Europea la exculpó. Dice que se hizo lo necesario, pero que es evidente que hubo un fallo que requiere ser explicado. Hágase. Porque todavía los españoles no sabemos qué ha fallado. La propia enfermera asegura haber cumplido con todos los protocolos.

Peor que la sensación de ver a tu gobierno superado es observar la mediocridad moral de la izquierda radical que se pregunta por qué hubo que trasladar al misionero a España. ¿Qué pretendían?, ¿abandonarle a su suerte?, ¿a que jamás habrían dicho lo mismo si se tratase de un cooperante? Anticlericalismo rancio.

Por lo demás, la crisis del ébola deja testimonios que nos reconcilia con la humanidad. Teresa no huyó del problema, se enfrentó a él. Se ofreció voluntaria y cuando creía tener la enfermedad, les dijo a sus compañeros: “Les voy a hacer una faena: creo que tengo el ébola”. Es la verdadera vocación sanitaria: pensar en los demás.

Y luego está la polémica sobre el perro del matrimonio, de nombre Excalibur. El protocolo exige su sacrificio, pero el marido pidió su ‘indulto’. #SalvemosaExcalibur fue ‘trending topic’ en las redes sociales. Finalmente fue sacrificado a mediodía de este miércoles, según fuentes del hospital veterinario de la Universidad Complutense de Madrid. De nuevo la ‘España de charanga y pandereta’ de la que hablaba Machado…

En anzuelo del pescador

• La crisis de las tarjetas ocultas de Caja Madrid se llevó por delante a varios altos cargos, incluido el jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno. Quedan algunos que permanecen en sus puestos en empresas privadas, públicas e incluso en la patronal CEOE, como Arturo Fernández.  En todo caso, bienvenida sea la limpieza. Pero, ¿acaso no se conocían estos hechos antes?, ¿fue necesario esperar a la instrucción judicial para tomar medidas?

• El Santander por Bankia. Me dicen los analistas financieros que el banco Santander está empezando a descontar la crisis brasileña y renueva su apuesta por el mercado español, “un oligopolio cerrado a la competencia extranjera”. Para ello, Ana Patricia planea la compra de Bankia, una de las entidades más saneadas tras la inyección pública y la gestión de Goirigolzarri. De esta manera refuerza la posición en un país en donde la cifra de oficinas sigue importando. Y el Santander es el banco grande con menor ratio de oficinas incluso después de la absorción de Banesto.

• Estrasburgo vuelve a sancionar a España por no investigar un supuesto maltrato a una etarra. Detrás, la presencia del magistrado español Luis López Guerra, secretario de Estado de Justicia en la época en la que el gobierno Zapatero negociaba con ETA. ¿Forma parte del acuerdo?, ¿lo comparte el PP?, Si no es así, ¿qué espera para pedir el relevo del magistrado español en el prestigioso Tribunal de Derechos Humanos?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar