Últimas noticias:

Gallardon dimite

Un verdadero ‘Tsunami’ en la política española resultó la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, presentada en la tarde de este martes. Dimite como ministro, pero también como diputado y como miembro del comité ejecutivo del partido. Pone fin así a 30 años ininterrumpidos dedicado a la política.


Coherencia para los políticos del mundo


¿Razón? El “carpetazo” al proyecto de ley del aborto que había impulsado. Lo había confirmado horas antes el presidente Rajoy: “Era nuestro compromiso, pero había otros elementos que nos ha hecho aparcar el proyecto, porque lo que no puede ser es aprobar algo para que llegue un nuevo gobierno y lo derogue”.

El presidente se comprometió, sin embargo, a modificar que las menores puedan abortar sin el consentimiento de sus padres. Recuerden las explicaciones de Bibiana Aído, ministra de Zapatero: “Te puedes poner tetas, pero no puedes abortar” (sic).

Pues bien, para ese “parcheo” Gallardón se autodescarta. “No soy la persona adecuada”. ¿Se ha frustrado a los electores? “Es obvio que sí”. ¿Es Rajoy responsable? Gallardón le indulta: “Soy el único responsable, no he sido capaz de sacar adelante el encargo del presidente”. No obstante, aclara que quien ha valorado esos “otros elementos” como más importantes que el programa electoral, fue el presidente, no él.

Más. ¿Cuándo se enteró del “carpetazo”? “El pasado viernes”, aunque aclara que desde finales de julio, principios de agosto “se introdujeron otros elementos” que le hicieron dudar de la viabilidad de su proyecto. Mucho se debió de decir para que el pasado miércoles dijera que en política no se sabe dónde estará uno mañana, pero que él “estará en defensa de los principios”.

¿Por qué dimitió hasta ahora? Según Gallardón, porque quería terminar su tarea de preparar el recurso a la Ley de Consultas. El recurso ya está preparado y él hace las maletas. Aceptamos pulpo como animal de compañía, pero es obvio que la despedida se produce tras las declaraciones de Rajoy en un pasillo, sin esperar a la sesión de control parlamentario de mañana miércoles.

Más. Fair play con todos. Agradecimiento a Rajoy por la confianza, ninguna crítica a sus compañeros de gabinete, ausencia de censura a los directivos del partido. Ni siquiera a los barones que criticaron su proyecto. “En política es bueno descontar la soledad”. Hasta pidió perdón a los adversarios políticos por si sus palabras o actuaciones se pudieran haber entendido como un reproche personal. Nada.

Sin embargo, de sus palabras se lee muy en entrelíneas la sensación de frustración. De hecho, renuncia sin esperar a que el presidente acepte la dimisión. Crisis de gobierno, mientras Rajoy estaba a punto de embarcar a China y en una semana de íordago secesionista. ¿Cuándo se publicará su cese? “Eso es responsabilidad del presidente del gobierno”. Eso sí, trabajaré con lealtad para el traspaso de poderes. Pero puerta política cerrada. Y la crisis de gobierno que la gestione quien la ha producido.

¿Y ahora qué? Dice Gallardón que lo único que hará es no hacer nada. Podría ir al Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid o esperar el tiempo reglamentario de ‘barbecho’ para ejercer la abogacía o incorporarse a la carrera fiscal. Bla, bla, bla. Gallardón es un animal político. Aunque dice que seguirá militando en el PP, acaba de comenzar su aventura de liderar a la derecha. Dentro o fuera del PP. Rajoy acaba de provocar un divorcio y no se ha enterado. O sí.

Porque la Ley Gallardón no era sino el ariete con el que el ministro dimisionario pretendía hacerse con las bases del PP para cuestionar a Rajoy su liderazgo, aprovechando el ‘resbalón Bárcenas’. Y el ‘barbas’ lo sabía. Pero, ¿no habría sido más fácil pedirle al Tribunal Constitucional que blanquease la Ley Aído, si tanto miedo tenían al desgaste electoral?

Gallardón jugó sus cartas. Y perdió. Pero la batalla todavía no ha terminado. Ha empezado. Rajoy ya logró el divorcio con UPN en Navarra y el ascenso de Ciutadans en Cataluña. Ahora le toca gestionar el ‘gran divorcio’. Y para esta gestión el galleguismo no creo que funcione.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar