Últimas noticias:

Tras perder referéndum, Italia busca nuevo Primer Ministro

El primer ministro italiano dimisionario Matteo Renzi se reunió esta mañana con el presidente, Sergio Mattarella, a quien por la tarde entregará su renuncia formal, con lo que se abrirá un proceso de consultas con las fuerzas políticas antes de que el jefe de Estado decida a quien confiará la formación del nuevo gobierno.



Renzi anunció anoche su dimisión en un discurso por televisión poco después de la medianoche, ante los resultados del referéndum de este domingo en que sus compatriotas dijeron “No” a su propuesta de reformas constitucionales.

Según datos oficiales, el “Sí” quedó en 40.9 por ciento, casi 20 puntos porcentuales por abajo del “No” y con una afluencia del 65 por ciento de los 46.7 millones de italianos inscritos en el padrón electoral.

¿Por qué perdió Renzi?

La derrota de Renzi, quien personalizó la consulta y perdió, fue considerada “aplastante” por los analistas y medios de comunicación, por lo que no quedó al jefe de gobierno otro camino que la renuncia.

Los italianos fueron convocados para decir “Sí” o “No” a las reformas propuestas por Renzi para poner fin al bicameralismo paritario, pues actualmente el Senado y la Cámara de diputados tienen los mismos poderes.

La reforma disminuiría las funciones del Senado, que se convertiría en un órgano de representación territorial sin capacidad de dar o negar su voto de confianza al Ejecutivo.

La propuesta también contemplaba reducir el número de senadores de los actuales 315 a 95, que ya no serían elegidos por voto directo de los ciudadanos, ya que 74 serían designados por los consejos regionales y 21 por los alcaldes, con la prerrogativa para el presidente de la República de nombrar a otros cinco, para llegar a 100.

El objetivo era dar mayor gobernabilidad a Italia, un país que desde 1946 ha visto desfilar a 65 Ejecutivos, y en el que la necesidad de que las leyes sean aprobadas tanto por los diputados como por los senadores ha provocado en varias ocasiones bloqueos institucionales.

También se preguntó a los italianos si estaban de acuerdo o no en la desaparición del Consejo Nacional de Economía y Trabajo (CNEL), creado por ley en 1957, que promueve iniciativas legislativas y expresa opiniones bajo pedido del gobierno, pero que en la actualidad es considerado superfluo y costoso.

Asimismo, los italianos debieron decir si apoyaban o no en la reforma del Título V de la Constitución, para devolver algunas competencias al Estado y a la Cámara de Diputados y evitar duplicidades con entes territoriales.

Según los analistas, la reforma fue vista con desconfianza pues habría dado mayores poderes al jefe de Gobierno en un país que no ama al “hombre fuerte” en política, además de que el modo de comportarse de Renzi (quien llegó al poder en 2014 con una maniobra palaciega y no por elecciones) le causó antipatías en todos los sectores.

Los que “suenan” para suceder a Renzi

El presidente de la República es ahora el árbitro que debe buscar una salida a la crisis política en el menor tiempo posible.

Los principales candidatos a encabezar un gobierno técnico (encargado de las cuestiones administrativas en espera del final de la Legislatura o de la convocación de elecciones anticipadas), son en primer lugar el actual ministro de Economía y Finanzas, Pier Carlo Padoan y el presidente del Senado y exprocurador nacional Antimafia, Pietro Grasso.

Los medios también hablan del actual ministro de Infraestructuras, Graziano Delrio.

En un encuentro con medios extranjeros, el analista Giovanni Orsiona, de la universidad Luiss de Roma, consideró que un nombramiento de Padoan al frente del Ejecutivo significaría que Renzi es aún fuerte, pues se trataría de un gobierno bajo el signo de la continuidad.

Lo mismo sucedería con un Ejecutivo encabezado por Delrio, considerado un incondicional del primer ministro dimisionario, mientras que Grasso representaría una solución intermedia.

Otros candidatos mencionados han sido el actual ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini y la presidenta de la Cámara de diputados, Laura Boldrini.

Pero según Orsina, un gobierno encabezado por el primero significaría que Renzi está muy debilitado, mientras que sería improbable una candidatura de Boldrini dada su connotación de izquierda.

Con información de Notimex

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar