Últimas noticias:

La maravillosa Giulia, la niña que salvó a su hermana en sismo

Pocas horas después del terremoto de 6.8 grados Richter que devastó a Italia el pasado miércoles 24 de agosto, una escena conmocionó al mundo: dos hermanas se encontraban abrazadas debajo de los escombros, la mayor de ellas había fallecido al proteger con su cuerpo a la menor, quien logró sobrevivir.



Esta enternecedora historia ha causado un gran impacto a nivel internacional. En México, el padre Luis Gerardo Fernández comentó para Yo Influyo que éste fue “un acto de heroísmo hermosísimo por parte de la hermana mayor”, el cual deja una gran enseñanza para a la humanidad.

“Creo que esto nos deja una gran lección: que frente a toda dificultad, cualesquiera que sea, con quien realmente se puede confiar es con la familia; por eso, hay que cuidarla, hay que valorarla”, subrayó el sacerdote.

La triste anécdota salió a la luz gracias al testimonio del obispo Giovanni D´Ercole, durante la misa funeral de 35 víctimas, incluida la pequeña de tan solo nueve años que protegió a su hermana de cuatro. El obispo explicó que, 15 horas después del siniestro, se dirigió a una iglesia en la localidad de Pescara del Toronto para recuperar un crucifijo, donde fue testigo de cómo bomberos intentaban rescatar a un par de hermanas de los escombros, encontrándose con una escena enternecedora y devastadora al mismo tiempo: “La hermana mayor, Giulia, cubrió con su cuerpo a su hermana menor, Giorgia. Giulia, muerta, Giorgia, viva. Estaban abrazadas”, dijo el prelado.

Por otra parte, Massimo Caico, el bombero que se encargó de rescatar a las hermanas, dijo a los medios locales que, al parecer, Guilia había creado una bolsa de aire que permitió que su hermana menor sobreviviera. “Quizá se abrazaron mientras dormían, o por miedo, y el cuerpo de Giulia salvó a Giorgia”, comentó.

Bombero le pide perdón a Giulia

La acción de la niña por proteger a su hermana resultó tan impactante, que uno de los bomberos de rescate escribió una pequeña carta a Giulia y la dejó sobre su ataúd, donde le pedía perdón por haber llegado demasiado tarde y no poder rescatarla con vida. Dicha carta fue rescatada por el diario italiano La Republicca.

“Hola, pequeña. Sólo te di una mano para sacarte de esa prisión de escombros. Perdónanos por haber llegado demasiado tarde. Tú ya habías dejado de respirar cuando te encontramos, pero quiero que sepas que hicimos todo lo que pudimos para sacarte de las ruinas. Cuando vuelva a mi casa en L´Aquila, sabré que hay un ángel que me mira desde el cielo y tú serás una estrella que ilumina la noche. Adiós, Guilia. Te quiero, aunque nunca me hayas conocido.” Se puede leer en la carta.

Hasta el momento el terremoto de 6.8 grados ha dejado 290 víctimas mortales, mientras que cientos más han perdido su hogar.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar