Últimas noticias:

Cristianos en Irak

Lo ha dicho Francisco, y tristemente no le falta razón: ahora hay más mártires que en los primeros siglos del cristianismo.


Ayuda a una comunidad histórica


Tan sólo en agosto hemos sido testigos del desolador espectáculo de Irak, un auténtico genocidio cruel, desalmado, contra cristianos y yazidíes, una antigua religión pre-islámica difundida principalmente entre los kurdos que habitan Irak.

Se calcula que solamente esta semana, alrededor de 100 mil cristianos han huido de Qaraqosh, la ciudad con mayor presencia cristiana de Irak, al ser tomada por los rebeldes del ISIL.

Sin embargo, no es el único foco de persecución religiosa. También en Nigeria alrededor de 100 cristianos fueron masacrados recientemente por militantes del Boko Haram.

Lo más desconcertante es, sin embargo, la crueldad. Si hemos de creer a las narraciones de testigos, aparecidas en noticieros como el CNN, o a las imágenes que circulan en la web, resulta inaudito el espectáculo de cuerpos descabezados, muchas veces niños, muestra fehaciente de degradación, sadismo y fanatismo a un tiempo.

Lo peor es el motivo: la religión, se asesina en nombre de Dios, lo cual es blasfemo. El razonamiento es muy sencillo: “si no tienes mi religión, te mato”; o empleando también esta “cordial” invitación: “conviértete al Islam, o abandona tu tierra, o muere”. Muchas veces, además, los cristianos han sido masacrados mientras intentaban abandonar sus tierras; los extremistas no han respetado ni su propia palabra.

En medio de esta tragedia han sido insistentes y dramáticos los llamados del Papa por la paz. Por ejemplo, el fin de semana pasado a través de su cuenta de Twitter dijo: "Pido a todas las parroquias y comunidades católicas que en este fin de semana dediquen una oración especial por los cristianos iraquíes”. Más adelante extendió su petición más allá de los límites de la Iglesia Católica, pidiendo "a todos los hombres de buena voluntad que se unan a mis oraciones por los cristianos iraquíes y por todas las comunidades perseguidas".

La acción papal se ha extendido además al campo humanitario, a través de Cáritas, y al ámbito diplomático, por medio de un enviado especial suyo a la región, el Cardenal Filoni, antiguamente nuncio en ese país, y por medio de una emotiva carta dirigida al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, invitándole a que actúe rápidamente en defensa de los derechos humanos y prestando toda la ayuda humanitaria del caso.

En la carta, fechada el 9 de agosto, dice Francisco: “Con un peso en el corazón y angustiado, he seguido los dramáticos eventos de estos últimos días en el norte de Irak, donde los cristianos y las otras minorías religiosas han sido obligadas a huir de sus casas y a presenciar la destrucción de sus lugares de culto y del patrimonio religioso… Con el mismo espíritu, le escribo, Señor Secretario General, y coloco ante usted las lágrimas, los sufrimientos y los gritos desesperados de los Cristianos y de las otras minorías religiosas de la amada tierra de Irak. Mientras renuevo mi llamado urgente a la comunidad internacional a intervenir para poner fin a la tragedia humanitaria en curso… Los ataques violentos que están extendiéndose por todo el norte de Irak no pueden sino despertar las conciencias de todos los hombres y mujeres de buena voluntad para cumplir acciones concretas de solidaridad, para proteger a cuantos son golpeados y amenazados por la violencia y para asegurar la asistencia necesaria y urgente a los numerosos refugiados, así como también el regreso a sus ciudades y a sus hogares”.

No dejemos caer en el vacío los sufrimientos de nuestros hermanos ni los llamamientos del Santo Padre; no podemos ser tan insensibles como para permanecer indiferentes a tamañas injusticias, pues muchas veces los desalmados viven de eso, de la pasividad de los demás. Que nuestra oración, nuestro apoyo, el esfuerzo personal por sensibilizar a las autoridades y a la opinión pública, así como eventualmente la ayuda humanitaria que podamos facilitar, sean una manifestación concreta de que no los dejamos solos, de que hacemos lo que nos gustaría que hicieran con nosotros si nos encontrásemos en esa triste situación.

Pidamos también por los frutos del viaje de Francisco a Corea.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar