Últimas noticias:

Gran tensión en Medio Oriente

Irán y Arabia Saudita, las dos potencias regionales enfrentadas por la supremacía de Medio Oriente, subieron la tensión a su punto más alto con la acusación del gobierno árabe de "agresión directa" a sus enemigos iraníes.


Tensión árabe


El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, afirmo que "la implicación de Irán en la entrega de misiles (a los rebeldes) hutíes es una agresión militar directa por el régimen iraní y podría ser considerado como un acto de guerra contra el reino".

La acusación se dio después del lanzamiento de un misil que fue interceptado cuando se dirigía hacia el aeropuerto internacional de Riad, lanzado desde Yemen, el pequeño país sobre la frontera sur de la península, donde se libra una cruenta guerra civil.

Arabia Saudita, que encabeza una coalición árabe militar contra los rebeldes hutis en Yemen, cerró ayer todas sus fronteras aéreas, marítimas y terrestres a Irán. El sábado por la noche, un misil disparado por los rebeldes desde Yemen había sido interceptado y destruido en el sector del aeropuerto internacional de Riad.

"La implicación de Irán en la entrega de misiles (a los rebeldes) hutíes es una agresión militar directa por el régimen iraní y podría ser considerado como un acto de guerra contra el reino", declaró hoy el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán.

Poco después de las acusaciones, el ministerio iraní de Relaciones Exteriores afirmó que el disparo de misil era "una acción independiente (de los hutíes) en reacción a varios años de agresión de los sauditas" y que Irán no tenía nada que ver.

El canciller iraní, Mohamed Javad Zarif, calificó de "contrarias a la realidad" las afirmaciones del príncipe heredero. El lunes, el portavoz de la diplomacia iraní, Bahram Qasemi, también tachó tales imputaciones de “irresponsables, destructivas y provocativas”, además de afirmar que el ataque de los yemeníes es un “acto independiente” ante las agresiones de los Al Saud en su contra.

En contexto

Los dos grandes rivales de la región, representantes de las ramas sunnita (Arabia Saudita) y chiita (Irán) del Islam, ya venían intercambiando duras acusaciones sobre Yemen, donde los dos gobiernos apoyan a bandos opuestos.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudita lidera una coalición de países árabes sunnitas que respalda a las fuerzas del gobierno yemeníes en su guerra contra los hutíes y sus aliados, que controlan desde 2014 amplias zonas del oeste y el norte del país, incluida la capital, Saná.

Con información de El Mundo, Hispantv e Infobae

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar