Últimas noticias:

Defienden en Filipinas a indígenas Lumad

La Iglesia en Filipinas está del lado de las poblaciones Lumad (tribales) que son víctimas de abusos, persecuciones, homicidios extrajudiciales, reiteró el obispo auxiliar de Manila, Monseñor Broderick Pabillo, al reunirse con los líderes de la comunidad Lumad en Manila.


Dignidad Humana


Los líderes piden a los obispos que “intervengan activamente para poner fin a la militarización de las zonas en las que viven las comunidades tribales” actuando como “facilitadores” para la reanudación de las conversaciones de paz entre el gobierno y las formaciones guerrilleras comunistas presentes en las áreas tribales.

En las operaciones militares para combatir a los rebeldes, a menudo se ven involucrados los civiles Lumads inocentes, a veces incluso acusados de apoyar a los rebeldes o encubrirlos.

“En Mindanao, la ocupación de los territorios de las comunidades tribales realizada por las fuerzas armadas ha obligado a unos 3,000 Lumad a huir de sus tierras, mientras que otros 500 han buscado refugio en la ciudad de Davao”, explicó Monseñor Pabillo.

La Iglesia ya había condenado enérgicamente los recientes asesinatos de líderes Lumad en Mindanao, criticando la respuesta del gobierno. El Presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Sócrates Villegas, dice que “es preocupante cómo el gobierno rápidamente ha exonerado de la responsabilidad a aquellos que están presuntamente detrás de los asesinatos de líderes indefensos”, refiriéndose a los militares y grupos paramilitares al servicio del Ejército.

Con la esperanza de “verdad y justicia”, los obispos, junto a numerosos grupos de derechos humanos, han pedido al gobierno que investigue urgentemente los asesinatos de los tres líderes Lumad en Surigao del Sur y que revise la política del uso de fuerzas paramilitares contra insurgentes. “Si las milicias bajo el mando de la autoridad legítima del Estado no deberían ser toleradas, mucho menos aún el que sean utilizadas como mercenarios por parte del Estado”, añade Monseñor Villegas.

Según el grupo de “Misioneros Rurales de Filipinas” (RMP), las comunidades de Lumad están bajo ataque por defender sus tierras ancestrales. Según la hermana Francis Anover, coordinadora de la RMP, los pueblos indígenas siguen siendo víctimas del “acaparamiento de tierras” y de los desplazamientos masivos, debido a la actividad minera a gran escala y la expansión de las grandes plantaciones. En este contexto, “el Ejército filipino y sus grupos paramilitares cometen graves violaciones de los derechos humanos mediante el apoyo a las operaciones de las grandes empresas extranjeras y locales”, dice la hermana Anover.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar