Últimas noticias:

Guerras de religión, para controlar el petroleo: AIS

Tres de cada cuatro personas que sufren por su fe, son cristianos, afirmó Carlos Carazo San José, delegado de la organización católica “Ayuda a la Iglesia que Sufre” (AIS), quien al exponer un panorama actual en el tema de guerras y persecución religiosa, indicó que en el mundo más de 200 millones de cristianos viven perseguidos por su fe y 50 millones más viven en países donde están discriminados.


Desayuno mensual de Red Familia


En el marco del encuentro mensual de Red Familia que se realizó este lunes, Carazo San José refirió que la situación de los cristianos, especialmente en Irak, es alarmante y triste, ya que actualmente hay cientos de refugiados distribuidos en varios puntos de acogida.

“La Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre, ya ha estado allí, ante la petición de ayuda del Patriarca católico caldeo de Irak, monseñor Louis Sako, conociendo de cerca las grandes necesidades de estos refugiados que son atendidos por la Iglesia local”, apuntó.

El especialista detalló que las “guerras de religión” han servido para encubrir los intereses económicos y estratégicos para la invasión de territorios extranjeros, además con el objetivo de asegurar el control sobre las rutas comerciales y los recursos naturales como el petróleo.

“La persecución por la fe tiene objetivos geopolíticos y económicos que pretenden la conquista de la riqueza petrolera, incluye a países de América, África y Europa Occidental, donde potencias mundiales financian la lucha por el petróleo”, mencionó.

Asimismo, el también economista aseguró que Irak tiene cinco veces más petróleo que Estados Unidos y que los gigantes “anglo-estadounidenses” del petróleo buscan controlar las rutas de los oleoductos y gasoductos de la región.

“Arabia Saudita tiene la mayor reserva de petróleo en el mundo, le sigue Canadá, en tercer lugar Irán e Irak en cuarto lugar… Los principales países no islámicos con reservas petroleras son Venezuela, Rusia, México, China y Brasil”, agregó.

En cuanto a la influencia en la opinión pública, el experto explicó que la satanización es una operación psicológica que busca conseguir un consenso favorable a la guerra.

“La satanización y el insulto son los pilares ideológicos de la guerra contra la religión y el terrorismo que se usan como causa de guerra para llevar a cabo una lucha por el petróleo”. De igual modo, Carazo subrayó que dicha descalificación se aplica al enemigo, que es poseedor del petróleo, “se le caracteriza como el ‘malo’, por lo que se justifican las acciones militares, incluidos los asesinatos de civiles”.

Destacó que el objetivo final de estas estrategias de guerra, es acabar con los Estados nacionales y transformar la soberanía de los países en territorios económicos abiertos, donde las reservas naturales puedan ser expropiadas y confiscadas con la supervisión del “libre mercado”.

“La guerra no se limita a asesinar o a ejecutar a gobernantes, se dirige a dividir a la sociedad de un país, en ocasiones, hasta provocar ‘guerras civiles’”, resaltó.

El portavoz de la organización añadió que los actos de violencia cometidos en nombre de la religión siguen dominando y se observa un “grave deterioro” año tras año, mayoritariamente en países islámicos.

“Es importante que México esté enterado sobre la dura realidad de la Iglesia Perseguida y Necesitada”, concluyó el delegado del organismo católico internacional dependiente de la Santa Sede.

Al término del encuentro, Mario Romo, director nacional de Red Familia enfatizó sobre la importancia de brindar ayuda a “nuestros semejantes sin importar credo o religión, recordemos que en la familia está la solución”.

@yoinfluyo

@aledesmaso

aledesma@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar