Últimas noticias:

Pesar del Papa por tres religiosas asesinadas en Burundi

El Papa Francisco recibió con profunda tristeza la noticia del asesinato, este domingo, de tres Misioneras Javerianas italianas que desempeñaban su servicio pastoral en la Parroquia de San Guido Conforti, en la ciudad de Bujumbura, capital de Burundi (África).


Siguen las persecusiones contra cristianos


El Santo Padre expresó su cercanía a la comunidad religiosa a la que pertenecían Sor Bernardetta Bogianni, Sor Lucia Pulici y Sor Olga Raschietti, así como a sus familias.

Como prenda de consuelo les envió de todo corazón una afectuosa bendición apostólica.

La tragedia

Mario Pulcini, superior de los Misioneros Javerianos en Burundi y responsable de la Parroquia de San Guido María Conforti de Bujumbura, en la que desempeñaban servicio religioso las hermanas asesinadas, explicó que los cadáveres de dos de las religiosas (Lucia Pulici, que iba a cumplir 76 años este lunes, y Olga Raschietti, de 82 años de edad) fueron encontrados en sus dormitorios el domingo, en tanto que el cadáver de la tercera religiosa, Bernadetta Boggianni, de 79 años de edad, fue hallado este lunes por la mañana.

“Hacia las 16:00 de ayer (domingo) la hermana Bernadetta vino a mi oficina preguntando por las hermanas Lucia y Olga que habían quedado en casa mientras ella y la hermana Mercedes fueron al aeropuerto a recibir a otras tres hermanas que volvían a Burundi de su Capítulo General en Parma (Italia). Estaba preocupada porque no había señales de vida en la casa, todo estaba cerrado y las cortinas corridas (cerradas)”, cuenta el padre Pulcini.

También el padre Pulcini probó llamar a las hermanas, pero sin resultado. “Los guardias del portón –sigue contando– no las habían visto salir. También dio resultado negativo una rápida búsqueda en el barrio, en casa de algunas personas enfermas que las hermanas solían visitar sobe todo los domingos”.

La hermana Bernadetta, por su parte, logró entrar por una puerta lateral que estaba abierta y las encontró a ambas en el suelo, degolladas con heridas profundas de puñal en el cuello.

Inmediatamente fueron alertadas las autoridades civiles, militares, judiciales y religiosas. Comenzaron las investigaciones y los interrogatorios, sobre todo del personal de la casa.

A pesar de lo sucedido, las religiosas de la misión decidieron quedarse a dormir en su casa. Y, pese a la vigilancia policial y a la versión de la huida del criminal, presunto ladrón, en la madrugada tres religiosas escucharon gritos en el convento, fueron a ver y encontraron en su habitación, también degollada, a la hermana Bernadetta, la que primero había denunciado que algo raro estaba ocurriendo al padre Mario Pulcini.

Mientras se espera que se aclare lo sucedido, la diócesis de Parma difundía con un comunicado la noticia de las muertes de las hermanas Olga y Lucía hablando de “trágico resultado de un robo por parte de una persona desequilibrada”.

Con información de News.va y Agencia MISNA

@yoinfluyo

nvilla@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar