Últimas noticias:

Misionera en el Congo se hermana con Venezuela

“Hoy pasé la gota más amarga como católica cuando nos despertamos con la noticia de que la ciudad estaba llena de militares y policías impidiendo a la gente salir de sus casas, transitar por las calles para evitar que asistieran a la habitual Misa dominical”, relató una misionera asentada en la República Democrática del Congo en estos días de fuerte represión política.


Misionera comparte su testimonio


La profesora universitaria quiso compartir sus experiencias con otro pueblo sumamente probado a causa de un gobierno paralizado a los reclamos de su población, el pueblo venezolano. “Aquí como allá, la ambición de un gobierno dictatorial, corrupto, mediocre y asesino que desea perpetuarse en el poder, impidió que la gente fuera a orar”, y explicó “nosotros estamos fuera de la ciudad, diríamos en una zona semiurbana; incluso aquí, policías y militares durmieron desde anoche en los alrededores de nuestra parroquia para cumplir con la orden dada”.

Recordó que el Padre director salió muy temprano por la mañana de ese domingo, sin embargo la parroquia estaba vacía, volvió muy afligido y tras bajar la cabeza dijo: `Haré Misa en la casa de los niños´, como es su costumbre. Durante la celebración les dijo a los pequeños que hicieran oración, “pues la oración de los niños es oración de Ángeles, porque ustedes no tienen pecado. Pidan a Dios, que la paz, la tranquilidad y el entendimiento reinen en el país y no haya más derramamiento de sangre y se haga su voluntad”.

Así subrayó el motivo de comunicar sus vivencias a los venezolanos, para que sepan que no están solos y para unirse en la oración. “Quise enviarles este mensaje para que les diga a nuestros hermanos venezolanos que no solo allá están viviendo una situación desastrosa; sino aquí en la República Democrática del Congo, también la población sufre grandes oprobios. Queremos rogarles que nos acompañemos en la oración. Que vean que no están solos en el sufrimiento. Sepan que muchos pueblos sufren las mismas tragedias, desafortunadamente”.

Y la misionera agregó que “la tristeza que sufro es doble: sufro viendo lo que vive mi amada Venezuela y las que aquí se repiten en este país”. Siendo que este es rico en recursos naturales pero cuya población vive en la pobreza. La misionera tuvo oportunidad de contactar a un sacerdote venezolano, a quien envió los mensajes, que fueron publicados por Aleteia.

Saldos de la represión

República Democrática del Congo, vive una fuerte agitación política en virtud de que el actual Presidente Joseph Kabila, no ha asumido el compromiso de no presentarse nuevamente como candidato al cargo, que ha ocupado por más de una década y que cumpla los términos de los Acuerdos de San Silvestre, del 31 de diciembre de 2016. Las protestas sociales se han convocado por laicos católicos, agrupados en el Comité Laico de Coordinación.

El pasado 21 de enero se reprimieron violentamente varias de las manifestaciones, según un reporte de la Conferencia Episcopal Nacional del Congo, CENCO, 12 protestas se pudieron llevar con un perfecto orden, por lo que destacaron la labor profesional de la policía.

Sin embargo, 22 manifestaciones fueron “disueltas con gases lacrimógenos, 75 las dispersas con bombas lacrimógenas y disparos de armas de fuego; cuatro dispersas con una advertencia verbal; 54 las impedidas con un fuerte despliegue militar; cuatro misas prohibidas y un caso en que se ha impedido a los fieles entrar en la parroquia”.

Al momento hay seis personas fallecidas entre ellas una aspirante a la vida religiosa, hija de un policía de fronteras, que protegía a una niña durante un tiroteo, cerca de una parroquia.

El saldo de heridos es de 127, en tanto que de arrestados son 210 incluyendo sacerdotes, la mayor parte ya libres.

La represión a este movimiento comenzó contra una protesta realizada el 31 de diciembre de 2017, a un año de la firma de los Acuerdos de San Silvestre.

Con información de Aleteia y Agencia Fides. 

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar