Últimas noticias:

Cólera y lluvias agravan situación humanitaria en Sudán

El cólera y la temporada de lluvias (que favorece la propagación de enfermedades como el cólera) agravan la situación humanitaria que ya es muy dura en Sudán del Sur debido a la guerra civil entre las fuerzas leales al presidente Salva Kiir y los leales al ex vicepresidente Riek Machar.


Dignidad Humana


“Las autoridades han anunciado que 18 personas han muerto de cólera y unas 170 más han sido ingresadas por la epidemia; además, se volvieron a abrir tres centros de diagnóstico para verificar los casos sospechosos”, revela el padre Daniele Moschetti, Misionero Comboniano que trabaja en Sudán del Sur, en cuya capital, Juba, se está sufriendo una epidemia de cólera.

En cuanto a la guerra civil, el misionero dice que “se lucha en tres estados del norte: Upper Nile, Unity y Jonglei, pero las consecuencias se sufren en todos los demás estados de Sudán del Sur”.

Refiere que en Wau, a unos 400 km de Juba, los efectos de la guerra son indirectos: escasez de alimentos y de trabajo, la economía en ruinas. En este entorno, los jóvenes tienen como única perspectiva la guerra.

El Padre Daniel señala que una de las situaciones más críticas se da en Upper Nile, “donde nos vimos obligados a evacuar nuestra misión de Leer. La zona estaba bajo el control de la oposición, pero ahora el ejército ha logrado recuperar la ciudad y algunos pueblos cercanos. La lucha continúa para reconquistar otros pueblos de la región”.

“Nos han llegado noticias de atrocidades absurdas contra mujeres y niños. Miles de personas se han visto obligadas a huir a las zonas pantanosas. Médicos sin Fronteras también ha tenido que dejar su hospital, que atendía a miles de personas. La población que se ha quedado está privada de alimentos y de atención médica. Con la llegada de la temporada de lluvias, la situación de aquellos que se han refugiado en los pantanos, que son inmensos (es la segunda zona pantanosa más grande del mundo después del Amazonas), está destinada a agravarse aún más. Es necesario que el mundo sepa lo que está pasando aquí”, dice el misionero.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar