Últimas noticias:

Los transexuales ¿asaltan las Olimpiadas en Brasil?

Con la emoción mundial porque comiencen los Juegos Olímpicos en Río, la comunidad LGTB en reconocimiento de sus mal llamados derechos se anotó otro triunfo a favor de exigir mayor igualdad e inclusión.



Ahora los atletas transgénero podrán competir en las Olimpíadas sin tener que someterse a una operación de cambio de sexo. El anuncio de la resolución que el Comité Olímpico Internacional (COI) dio se celebró dentro del lobby gay por considerarse un triunfo en avance en el tema de diversidad de género, pero la realidad es que representa una seria desventaja a las mujeres que competirán.

Dos atletas biológicamente hombres que decidieron cambiar su género están a punto de hacer historia al participar en la máxima fiesta deportiva mundial por ser los primeros transexuales que participan en los juegos.

En una evidente manifestación de ideología de género, se está tratando de hacer un sistema igualador entre hombres y mujeres, pero esto sólo va a provocar problemas, ya que la clasificación de la justa debería ser un tema de biología y no de ideología, comentó el Dr. Víctor Pinto Brito.

Sobre el tema, el Doctor mencionó que no se puede poner a competir a una mujer que va a medirse con una masa muscular superior ya que la naturaleza del hombre es ser más fuerte independiente a la práctica del ejercicio.

Entre los dos géneros existen diferencias anatómicas y fisiológicas que se desarrollan principalmente en la pubertad como la complexión ósea, tamaño del corazón, número de glóbulos rojos, fortaleza de los músculos, y tamaño.

En 2004 el COI modificó el Reglamento de Competencia para los atletas transgénero, basado en tres puntos fundamentales: el atleta debió haberse sometido a una cirugía de reasignación de género, debe tener el reconocimiento legal de su género y llevar por lo menos dos años con tratamiento hormonal. En enero de este año se eliminó la cirugía como requisito.

Cumpliendo con estos tres puntos, el COI no considera que el atleta tenga una ventaja sobre sus competidores aunque un tratamiento hormonal no necesariamente quiere decir que está en igualdad de fuerza.

En la participación de pruebas femeninas las atletas transexuales tendrán que notificar de su intención y mantener sus niveles de testosterona por debajo de 10 nanogramos durante un año antes de competir, mientras que en el caso de las mujeres que quieran competir como hombres no tendrán que someterse a ningún tratamiento ya que sus hormonas son inferiores.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo