Últimas noticias:

Arzobispo de Monterrey invita a leer primero “Amoris Laetitia”

La Exhortación Apostólica postsinodal “Amoris Laetitia” (“La Alegría del amor”), de entrada, puede parecer extensa, pero al adentrarse en ella, nos conduce de manera sencilla a las profundas reflexiones que el Papa Francisco hace sobre la familia, fruto de las aportaciones de los participantes en los dos recientes Sínodos sobre la familia que él mismo convocó en el 2014 y el 2015.


Amoris Laetitia


Con un sólido fundamento en las Sagradas Escrituras, en esta Exhortación, el Papa pide buscar soluciones adecuadas, conforme a la realidad que se vive en cada país, que faciliten el apoyo a las situaciones familiares actuales, invitando a no dejarse envolver por discusiones que, lejos de allanar el camino a la unidad y a la solución de conflictos, provocan confusión por su radicalidad (Cfr. AL 2).

La Arquidiócesis de Monterrey dice que la Exhortación presenta los desafíos que viven actualmente las familias, afirmando que: "sin escuchar la realidad, no será posible comprender las exigencias del presente, ni los llamados del Espíritu" (Cfr. AL 33).

Es importante que la familia descubra su vocación en el mundo, que los matrimonios renueven día a día su compromiso de amor fecundo, que vivan el compromiso de educar a sus hijos en ese mismo amor, dejándose conducir por la gracia del Espíritu Santo.

Para que esto se haga realidad, el Papa presenta una serie de desafíos para que la Iglesia colabore en la edificación de matrimonios y familias sólidas que, conscientes de su realidad, se abran al amor del Señor que nunca dejará de asistirles.

De la misma manera, invita a vivir la misericordia y el discernimiento pastoral frente a situaciones que no responden plenamente a aquello que el Señor propone.

Por último, la Arquidiócesis de Monterrey invitó a que, antes de sacar cualquier conclusión, se haga una lectura meditada de esta Exhortación, que contiene una gran cantidad de consejos y explicaciones claras que ayudarán a comprender la riqueza de la familia y los grandes desafíos que deben afrontarse con misericordia, siempre buscando el acompañamiento cristiano, el discernimiento de cada situación y la integración de todos en la gran familia de la Iglesia (Cfr. AL 291-312).

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar