Últimas noticias:

Plantean hacer de la Pastoral Familiar el eje de toda la Pastoral

Con la convicción de que “no basta con hablar de caminos de misericordia y cercanía, sino que debe llegarse a propuestas concretas porque, si no, nos vamos a quedar en palabras bonitas pero vacías”, así como la necesidad de “hacer de la pastoral familiar un eje transversal de toda la pastoral” de la Iglesia católica, los Círculos Menores de lengua española concluyeron el análisis de la Tercera Parte del Instrumentum Laboris.


Sínodo de la Familia


Con el análisis que realizaron los Círculos Menores de las diferentes lenguas de la Tercera Parte del Instrumentum Laboris, el lunes y martes de esta semana, y la posterior emisión de sus conclusiones al respecto, el Sínodo de la Familia entró en la fase final de sus trabajos, etapa en la cual procederá a elaborar el Documento Final con base en las conclusiones de los Círculos Menores sobre los Capítulos 1, 2 y 3 del Instrumentum Laboris, que es el que será sometido a la consideración del Papa Francisco.

La Tercera Parte del Instrumentum Laboris trata, entre otros temas, de la situación de las familias irregulares, de la admisión a la comunión de los divorciados que se han vuelto a casar, del acompañamiento de las personas homosexuales y de la paternidad responsable.

Con base en las conclusiones únicamente de los Círculos Menores en lengua española, y sólo sobre la Tercera Parte del Instrumentum Laboris, se puede entrever un anticipo de lo que podría contener el Documento Final del Sínodo de la Familia:

“Tenemos que acabar con el continuo reproche que lanzamos a la cara de quienes han fracasado en sus primeras nupcias, sin olvidar que también nosotros tenemos culpa en ese fracaso”, dice una de las conclusiones del Circulus Hibericus “A”, moderado por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, que lleva como relator al Cardenal José Luis Lacunza Maestrojuán.

Esta autocrítica la hace extensiva a la feligresía en general, cuando dice que “hay que acabar con la actitud elitista y sectaria que muestran muchos miembros de la comunidad cristiana hacia esas personas”.

Con este espíritu, propone “integrar a los divorciados vueltos a casar mediante un itinerario ‘vía caritatis’ que permita abrir puertas y estar cerca de los que están heridos”. Y no sólo eso: “tenemos que dar muestras de que hemos escuchado el ‘grito’ de tantas gentes que sufren y gritan pidiendo participar lo más plenamente posible en la vida de la Iglesia”.

Sobre este tema, una de las conclusiones del Circulus Hibericus “B”, moderado por el Cardenal Francisco Robles Ortega, con la relatoría de Monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo, considera poco claro llamar "camino penitencial" al itinerario de los divorciados y vueltos a casar, y propone llamarlo “itinerarios de reconciliación”, pues “hay realidades irreversibles que no pueden ser sometidas a un camino penitencial sin posibilidad de superación”.

Los Círculos Menores de habla española abordaron también los temas del “enamoramiento”, las etapas de la preparación al matrimonio (remota, próxima, inmediata), la educación en el amor, la familia como promotora de la vida y la educación de los hijos, las dificultades de la adopción, la nulidad matrimonial, etc.

En varias de las conclusiones, los Círculos Menores de habla española insisten en la necesidad de “misericordia”, “cercanía”, “integración” y “acompañamiento”, que se perfilan como palabras “clave” del Sínodo de la Familia que concluirá el domingo 25 de octubre.

Al respecto, manifestaron con toda claridad que su servicio sinodal “es hacer Propuestas, no proposiciones, ni un documento definitivo, que sirva al Santo Padre para el mejor ejercicio del ministerio petrino”. Y, efectivamente, será el Papa Francisco quien tendrá la última palabra en todo lo referente a las conclusiones del Sínodo de la Familia.

@yoinfluyo

sinodo@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar