Últimas noticias:

Sínodo de la Familia: Testimonio de la familia Nkosi de Sudáfrica

Mi nombre es Jabu Nkosi y esta es mi esposa Buyi. Hemos estado casados por 35 años y hemos sido bendecidos con 5 hijos y 8 nietos. Tres de nuestros hijos se han casado por  la iglesia, todos ellos se casaron con  no-Católicos y están caminando a través de dos credos pero un solo amor. Uno de nuestros yernos y nuestra nuera quieren convertirse en Católicos y estamos deseando que la Semana Santa de 2016, les demos la bienvenida a la familia católica. 


Sínodo de la Familia


En los últimos 33 años hemos acompañado a muchos jóvenes con los cuales compartimos la experiencia de la vida, la palabra de Dios y las enseñanzas de la Iglesia, dándoles la oportunidad de elegir en la vida. Pasamos la Buena Noticia del amor de Dios por nosotros por medio de su Hijo Jesucristo, y nosotros en nuestra vida, cada día, procuramos convertirnos en una buena noticia para nosotros mismos y para las demás parejas jóvenes y el mundo. Esto es posible al dejar que la Palabra de Dios, el mismo Cristo, ser nuestra brújula. 

Tenemos y hemos tenido nuestros numerosos desafíos: quizás no se ven las cosas de la misma manera, hemos lastimado al otro en una forma u otra, pero la obra de la redención ha sido tan grande como para tratar de ser lo suficientemente humilde para decir "lo siento", como en las palabras del Santo Padre Francisco, "perdón, muchas gracias y ¿puedo?" Por favor, son palabras indispensables si queremos vivir en paz y armonía en nuestra familia. 

Es importante recordar que decir "Te amo” al esposo o a la esposa y a los niños. El Papa Benedicto XVI en su encíclica Caritas in Veritate subraya la importancia del amor como principio de la vida en sociedad, el lugar en el que una persona aprende sobre el bien común ya que la familia es el primer lugar en el que una nueva persona aprende a amar y a perdonar, experimenta el perdón y aprende a hablar acerca de Dios y de la Iglesia. La familia es la primera escuela del Amor y de Humanidad. 

La elección que hemos hecho hace 35 años, la de casarnos, es la mejor elección que continuamos haciendo todos los días para cuidarnos entre nosotros y a la familia siendo fieles el uno al otro como nos comprometimos,  amándonos para siempre. 

Para la sociedad moderna que desgraciadamente ha desarrollado una "cultura de usar y tirar", este tipo de compromiso parece ser una absoluta necedad y es ridiculizado y desalentado. Los jóvenes por lo mismo, tienen miedo de casarse y  miran este compromiso como una carga. Parte de nuestro llamado es para animarlos a entrar en el camino del santo matrimonio contemplando a Cristo como su nueva esperanza.

Hemos experimentado nueva vida al ver nacer a nuestros hijos y hemos visto a nuestros padres dándonos apoyo para criar a nuestros hijos. También los hemos visto envejecer, los hemos visto más frágiles y hemos cuidado de ellos hasta que se han ido. Hemos visto a nuestros niños ser padres y nosotros hemos asumido un papel de apoyo para ellos y sus familias. Seguimos difundiendo nuestra fe y todos los valores cristianos y la cultura del humanismo. Esto nos ha traído alegría y realización personal y ha hecho que nuestra vida sea más rica y más completa a través de la gracia de Dios.

Sínodo de la Familia; Tercera Congregación General, 6 Oct. 2015

@yoinfluyo

sinodo@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar