Últimas noticias:

Incierta, la formación de gobierno en España

El domingo 20 de diciembre se llevaron a cabo elecciones generales en España. El resultado no sólo acaba con el bipartidismo que durante décadas marcó al país ibérico, sino que refleja un desgaste de las instituciones políticas y deja en el aire el futuro del Congreso, conformado por 350 diputados.


Elecciones


La elección conocida como el 20D fue ganada por el actual partido gobernante, el Partido Popular (PP), que obtuvo 7 millones 215 mil 752 votos que representan el 28.72% de la votación general y que se traducen en 123 diputados. Pero se queda lejos de los 176 votos necesarios para el control del Congreso y por lo mismo del gobierno.

La segunda fuerza quedó en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 5 millones 530 mil 779 sufragios que representan el 22.01% y obtiene 90 legisladores.

Estos dos partidos políticos que eran los más representativos del sistema político español, apenas en 2011 habían obtenido, en el caso del PP, 10 millones 886 mil 566 votos que represento el 44.63% y 186 legisladores, mientras que el PSOE, 7 millones 3 mil 511 votos que significó el 28.76% traducido en 110 legisladores.

La tercera fuerza política recayó en uno de las llamadas fuerzas emergentes, PODEMOS, que obtuvo 3 millones 182 mil 982 votos que representó el 12.67% y obtiene 42 legisladores. Sólo que en este caso esta fuerza política hizo coaliciones electorales regionales en las comunidades de Galicia, Valencia y Cataluña, llegando a 69 legisladores y sumando de esa manera 5 millones 189 mil 463 votos que representan el 20.66%.

La cuarta fuerza política es también para uno de los llamados “emergentes”, en este caso el Partido de la Ciudadanía (CIUDADANOS) que obtuvo 3 millones 500 mil 541 votos que representan el 13.93%, logrando 40 legisladores.

También las otras fuerzas políticas, la mayoría de carácter nacionalista, suman 28 legisladores, uno de los más altos para los promotores de las comunidades autónomas.

Primeras reacciones a los posibles escenarios

Para lograr la llamada “investidura”, el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, necesita formar alianzas. La más natural es con CIUDADANOS, de esa manera alcanzaría 163 legisladores, pero no los 176 escaños para tener la mayoría absoluta.

La otra, es un pacto entre el PP y el PSOE, enemigos políticos de antaño, que ante las actuales circunstancias podrían establecer acuerdos en temas muy específicos de una agenda en común y negociaciones en temas polémicos, como el del caso de la independencia de Cataluña.

Otro escenario, es una alianza entre el PSOE y PODEMOS, a quienes les une la ideología de izquierda, pero los desunen diferencias en la ejecución de la política. El líder de PSOE, Pedro Sánchez, es el blanco constante de las críticas del líder de PODEMOS, Pablo Iglesias, quien en su electorado tiene a muchos ex seguidores del PSOE, además juntos solo reúnen 159 legisladores.

Los nacionalistas, que suman 28 legisladores, no tienen dialogo con el PP y también pueden marcar una tendencia en el Legislativo. Ya en el pasado han sido aliado del PSOE y algunos simpatizan con PODEMOS.

Un escenario que no debe descartarse es que tanto el PP como el PSOE elijan nuevos líderes para las negociaciones. En el caso del PSOE, la más visible es Susana Díaz.

Por último, al no lograrse una mayoría de alguna fuerza en el Legislativo, se tendrían que convocar a nuevas elecciones, donde las “fuerzas emergentes” jugarían un papel trascendental, eso podría darse entre marzo y abril del 2016.

En el proceso electoral del 20D votaron 25 millones 350 mil 447 españoles, representativo del 73.20% de los votos, mientras que el voto nulo representó el 0.90% y el voto blanco el 0.75%.

@yoinfluyo

gtorres@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo