Claves para entender el proceso penal del Banco Vaticano

El Vaticano llevó a cabo este jueves 5 de julio la segunda audiencia del proceso penal contra ex funcionarios del Instituto de Obras Religiosas (IOR)



El Vaticano llevó a cabo este jueves 5 de julio la segunda audiencia del proceso penal contra ex funcionarios del Instituto de Obras Religiosas (IOR), mejor conocido como el Banco Vaticano, por lavado de dinero y malversación de fondos. Un hecho histórico en donde han sido imputados el expresidente Angelo Caloia de 78 años, su abogado de confianza Gabriele Liuzzo de 94 años y el ya fallecido exdirector Lelio Scaletti.

Yo Influyo te presenta las claves para entender este complejo caso que podría marcar un hito en el pontificado del Papa Francisco:

Delito cometido. La ordenanza leída por el juez Paolo Papanti-Pelletier al inicio de la segund audiencia precisó que los imputados han sido acusados por sustracción, distracción y apropiación indebida de recursos del Banco Vaticano que habrían ocasionado un daño patrimonial de 57 millones de euros; por la venta del 71% de los inmuebles propiedad del IOR. Las operaciones habrían ocurrido entre los años 2001 y 2009.

Los protagonistas. Además del juez Paolo Papanti-Pelletier, en la junta de jueces participan los abogados Venerando Marano y Carlo Bonzano. El Promotor de Justicia (fiscal) es el abogado Gian Piero Milano, ya conocido por otros escándalos, como la investigación por pedofilia contra el fallecido ex arzobispo Josef Wesolowski y Vatileaks. Por la defensa de Caloia asistien los abogados Anna Sammassimo y Domenico Pulitanò, y por la defensa de Liuzzo los abogados Fabrizio Lemme y Francesca Guerriero. Además, el representante legal del IOR, el abogado Alessandro Benedetti, y de la empresa que gerencia los inmuebles del IOR, la SGIR S.r.l., el abogado Roberto Lipari.

Más de 60 testigos. La defensa de Caloia presentó dos listas de testigos, casi sesenta en total y en donde están incluidos muchos cardenales. Se mencionan nombres como los cardenales Bertone, Sodano, Farina, Re, Sandri, Dziwisz, Coccopalmerio, Tauran, Parolin y también el exdirector general adjunto de la IOR, Massimo Tulli. Además de Monseñor Arrieta, como ex presidente del Comité de Supervisión de IOR, podría ser interrogado el actual presidente del IOR De Franssu, el actual gerente general Gianfranco Mammi, el ex contralor general del Vaticano Libero Milone, el abogado estadounidense Jeffrey Lena y los miembros de la Junta de Auditores de PriceWaterhous & Coopers.

Desviación de fondos hacia terceros en Suiza. La audiencia de este jueves duró más de dos horas y el Fiscal del Vaticano Gian Piero Milano evidenció que presuntamente fueron vendidos numerosos inmuebles a precios devaluados y desviados los fondos a terceros a través de empresas con sede en Suiza, propiedad de los imputados o sus familiares. Se trata de un proceso complejo que implica numerosas operaciones entre Italia y Suiza, por lo que las pericias podrían tomar varios meses. Entre las pruebas, destaca una cuenta bancaria de Gabriele Liuzzo que ha sido blocada en Suiza, con 10 millones de euros.

Expertos reconstruirán los hechos. La Junta de jueces concluyó la segunda audiencia con el nombramiento de tres expertos que tendrán la responsabilidad de reconstruir los hechos: Alessandra Gaspari evaluará las propiedades vendidas y su verdadero valor en el mercado (a la época de los hechos), Luigi Gaspari hará la reconstrucción de las transacciones financieras realizadas, tomando en cuenta la documentación aportada por autoridades Suizas; y Dorotea Nicosia, se encargará de la traducción de algunos documentos al Idioma italiano.

Antecedentes. En el año 2014, el Promotor de Justicia Gian Piero Milano congeló 17 millones de euros en las cuentas de Caloia, Scaletti y Liuzzo porque se sospechaba que habían malversado dinero a través de la venta de 29 propiedades inmobiliarias del IOR. Según una información difundida por Reuters en la época, en la orden de congelación de fondos el promotor de justicia acusó a los tres hombres de haber reducido regularmente el producto de las ventas en los estados financieros del Instituto y de haber recibido por separado la diferencia del precio entre el precio acordado y el producto oficial.

¿Qué es el IOR? En 1942, el papa Pío XII fundó el Instituto para las Obras de Religión o Banco Vaticano, poniendo bajo su control todas las gestiones dedicadas a "mantener y administrar los bienes activos transferidos o confiados al Instituto por personas físicas o jurídicas, con el fin de destinarlo a obras de religión o de caridad.

Proceso inédito en la historia vaticana. En estos momentos se está llevando a cabo un proceso de transparencia en el seno del poder económico de la Iglesia. La iniciativa fue impulsada en 2010 por el Papa emérito Benedicto XVI, que promulgó una ley para prevenir el lavado de dinero y hoy ese empeño lo ha continuado su sucesor, el Papa Francisco. El caso del IOR podría marcar un hito en su pontificado, pues en pasado eran común que el Vaticano ocultase este tipo de escándalos. Basta recordar cuando en 1987 las autoridades italianas fallaron en su intento de arrestar al arzobispo Paul Casimiro Marcinkus, quien era mejor conocido como el Banquero de Dios por ser el entonces director del IOR.

 


@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.