Falleció Alfie Evans

Alfie Evans, el bebé británico con una enfermedad terminal que atrajo la atención internacional debido a una serie de casos judiciales relacionados con la retirada del mecanismo que lo mantenía con vida, murió este sábado, informaron sus familiares.


Alfie descansa en paz


Los padres de Alfie, de 23 meses, confirmaron la noticia a través de la cuenta de Facebook “Alfie’s Army” (El Ejército de Alfie).

 

“A nuestro bebé le crecieron sus alas esta noche a las 2:30 a.m. Estamos con el corazón roto. Gracias a todos por todo su apoyo” escribieron.

 

Alfie sufría de una enfermedad neurodegenerativa que devastó su cerebro y lo dejó hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos neonatales en Liverpool desde diciembre de 2016.

 

El hospital decidió en diciembre de 2017 que no había posibilidad de recuperación y decidió retirar las maquinas que lo mantenían con vida.

 

A pesar de las objeciones de sus padres, Thomas y Kate, los médicos del Alder Hey Children's Hospital quitaron a Alfie del soporte vital el lunes pasado. El bebé continuó respirando por sí mismo, pero sus padres y sus seguidores estaban preocupados de que la decisión pondría fin a su vida.

 

Los padres habían luchado para trasladar a su hijo a Italia, donde podían mantenerle el tratamiento.

 

El Papa Francisco se involucró personalmente en la batalla que dieron los Evans y dispuso de todo lo necesario para el traslado del pequeño Alfie al hospital Bambino Gesù, en Roma. Incluso, el gobierno italiano concedió le concedió al bebé la nacionalidad italiana, en tiempo record. Sin embargo, la justicia británica negó a los padres de Alfie esa posibilidad.

 

Los médicos británicos consideraron que desconectarle del soporte artificial era lo mejor en su propio “interés”, al considerar que la enfermedad que sufría erosionaba su cerebro.

 

Todas las instancias judiciales dieron la razón a los doctores del hospital Alder Hey, rechazando una a una las peticiones de los padres, quienes calificaban a su hijo como un prisionero y exigían que el estado les permitiera a ellos decidir lo mejor para su hijo.

 

Tras conocer el fallecimiento del pequeño Alfie, el papa Francisco, quien se expresó a través de Twitter: “estoy profundamente afectado por la muerte del pequeño Alfie. Hoy rezo especialmente por sus padres, mientras Dios Padre lo acoge en su abrazo de ternura”

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.